lunes, 24 de junio de 2019

Un soneto tomatóxico



No sé si cada vez que me topo con este soneto me acuerdo de José Tomas o cuando me topo con José Tomás me acuerdo de este soneto:

Enhiesto surtidor de sombra y sueño
que acongojas el cielo con tu lanza.
Chorro que a las estrellas casi alcanza
devanado a sí mismo en loco empeño.
Mástil de soledad, prodigio isleño,
flecha de fe, saeta de esperanza.
Hoy llegó a ti, riberas del Arlanza,
peregrina al azar, mi alma sin dueño.
Cuando te vi señero, dulce, firme,
qué ansiedades sentí de diluirme
y ascender como tú, vuelto en cristales,
como tú, negra torre de arduos filos,
ejemplo de delirios verticales,
mudo ciprés en el fervor de Silos.
El Ciprés de Silos, Gerardo Diego


Pero el lío es más gordo de lo que parece porque es evocar el soneto y la figura de José Tomás, o la figura de José Tomás y el soneto, y se me viene a la cabeza con más guasa que la mar el qué pensara a día
 hoy el cerdo de Martín Ruiz Gárate, tras boicotear fatuo al mejor torero que los siglos vieron en su ardua reaparición en Madrid en el año 2008, con el pobre de Pepecarlos Fernández-Villarverde y de Silva por entonces su machaca mayor y "chota" venteño siempre, conde de Estradas en el Gotha para más señas y que firmaba por aquellos días como Hornillo, cuando el tiempo ha puesto a cada cual en su sitio y al torero concretamente en un pedestal. Más la patética camándula de talibanes, como mano de obra barata, que en aquel tiempo le reían las gracias al tal Bastonito en su mierda de blog conocido como Taurofilia.

miércoles, 19 de junio de 2019

jueves, 13 de junio de 2019

Toristas



Qué asco de toristas, me repugnan, y lo dice una aficionada torista abonada a la plaza toros de Madrid desde la feria de San Isidro de 1972, hija de torista, nieta de torista y biznieta de lagartijista.

miércoles, 12 de junio de 2019

Un toro bravo



Carasucia, toro de Valdellán lidiado ayer por Cristian Escribano en la plaza de Madrid, uno de los toros de la feria, un toro bravo, que no encastado, o no encastado simplemente, aunque encastado fue porque fue bravo, condición imprescindible la casta a la hora de valorar la bravura pero de índole muy inferior una cualidad de la otra.
Enhorabuena a su criador.

Vaya perra que ha cogido el aficionado recental con lo de la casta, qué mareo, a este paso estamos expuesto a olvidarnos de la bravura, incluso a que el término pueda quedar en desuso por no utilizarlo y, ya puestos, se aprovecha la ocasión para reivindicarlo aquí.

miércoles, 5 de junio de 2019

Rumores



Me entero en círculos taurinos de profesionales de altura, que un personaje con poderío máximo, ganadero para más señas, tiene en un conocido bufete de abogados de Madrid para su estudio, pendiente de posible demanda, un texto de una firma aficionada debido a que la firma aficionada durante la presente feria de San Isidro le imputa un delito desde el facebook, grave, y no desea otra cosa que el que le sea demostrada tan osada acusación ante un tribunal de Justicia.

Esto está que arde, amigos, más maera, ya verán como en cuanto algún terrateniente del toro encalome a cualquiera y le meta un buen puro en euros, que el pez gordo se como al chico, el vacile acaba para gloria de los prebostes de siempre y las lenguas con demasiada soltura se las va a tener que meter el personal cada cual donde le quepan.

sábado, 25 de mayo de 2019

El liante



Ya está de nuevo el liante, manso, liando más de lo que conviene liar, así que aquel desenliador que lo desenlíe, buen desenliador será.
He dicho.

Lo que nadie se explica es por qué, con las ganas que más de uno le tiene, aún no le hayan abierto a tipo tan repugnante la amarillenta alopecia, jijí.

viernes, 24 de mayo de 2019

Paquetes



Advirtiendo que no vi la corrida de ayer, luego no puedo opinar, se recuerda que las dos últimas luminarias que ha lanzado al estrellato la plaza de toros de Madrid tras unos años lanzando paquetes, se llaman Emilio de Justo, como pronosticamos aquí en su momento en plan witch, y Paco Ureña, que hace esta tarde su primer paseíllo en la feria.

jueves, 23 de mayo de 2019

Ayer en Madrid



Les cuento a estas horas: 
no puedo dormir, y soy un lirón, así que aquí estoy dando vueltas por la casa, haciendo tiempo, hasta que el sueño me venza. 
Es algo que taurinamente no me pasa desde aquella noche en cuya tarde Rafael de Paula inmortalizó el toreo frente a aquel toro de Martínez Benavides en la plaza de Madrid, que en vela me la pasé atronada de imágenes que me bombardeaban la cabeza, tras ser testigo hoy, ayer, 22 de mayo, día de santa Rita, de santa Quiteria y de santa Joaquina de Vedruna, de la hazaña más gloriosa que hombre alguno pueda realizar a la vista de sus semejantes, los cuales no le estaremos nunca lo suficientemente agradecidos.
Ave, Andrés Roca Rey, quedo rendida a su figura inmensa.
Foto: El Español

domingo, 19 de mayo de 2019

¡Esos pies..!



Tras la revelación de Pablo Aguado, que ha restaurado el toreo de arte cuando menos se esperaba y cuando algunos pensábamos que ya no íbamos a volverlo a ver, puro, purísimo, el toreo de siempre, el que añorábamos, made in Sevilla en este caso, ¡viva Pepín!, ¿qué dirán ahora los estulticios pipiolos y pipiolas venteños, tarras algunos que peinan canas ya, que venían negando la posibilidad de que ante un toro, capote o muleta en mano, fuera posible crear la más bella obra que jamás pueda soñarse?
Adiós talibanes y talibanas, iros a tomar por donde amargan los pepinos, plastas. 
¿Se habrán convertido al culto eterno los castañitas cuadriadictos que se mofaban del age, y de sus defensores, auténticos indocumentados que llegaron a la plaza de Madrid con el siglo pretendiendo cambiar las cosas desde la ignorancia, creando modas insoportables, mirando al abonado de toda la vida por encima del hombro, viva el zambombo, y lanzando al estrellato a auténticos paquetes vestidos de oro que coparon la época más fea de la historia de la plaza monumental de Madrid?

Ah, Pablo Aguado no es un torero pinturero, grotescos aficionadillos, es todo lo contrario, un torero pinturero es Finito de Córdoba y Sabadell, por ejemplo,
 así que vamos a ir cuidando el lenguaje y apreciando las formas verdaderas de las falsas.
Foto: El Mundo

jueves, 16 de mayo de 2019

Dos homenajes seguidos



Como todo el mundo sabe, hoy en la plaza de Las Ventas a las 12.30h, la afición le rendirá un merecido homenaje a un matador de toros que lleva encima todo Madrid. Castizo de Embajadores, torero más chulo que un ocho, Ángel Teruel  tendrá allí a lo más granado del Foro -el fori nosfi le llama él- para acompañarle y mostrarle su reconocimiento como figura máxima del toreo que fue.
Tras el acto, el personal convocado se encaminará al Café Gijón, donde también rendiremos homenaje por segundo año consecutivo y en concurrido almuerzo a uno de los últimos grandes personajes venteños, lugar que tantos  personajes y tan literarios dio a lo largo de su historia, al cumplirse el segundo aniversario de su muerte. 
Siempre en mi memoria, mi inolvidable y querido José Luis Suárez-Guanes, conde del Valle de Pendueles, un gran señor al que no puedo olvidar, ni quiero, porque su recuerdo es mi mejor compañía, sobre todo en estos días de mayo ya que un mes de mayo sin él es menos mayo.

miércoles, 15 de mayo de 2019

Para Antonio Ferrera



Antonio, con el corazón en la mano te deseo una pronta y satisfactoria recuperación tanto en lo físico como en lo emocional.
Escucha esto, torero: para el carro si acaso es preciso, descansa mentalmente, ponte en manos de buenos especialistas si lo necesitas, que los hay extraordinarios, y siéntete orgullo de ti mismo, sin reprocharte nada, oídos sordos, buena compañía, con la cara alta siempre, pisando fuerte, mirando al frente, y ya que como hombre el valor te sobra pues tienes el suficiente para enfrentarte al toro, échale huevos y ya verás como algún día todo será, sea lo que sea, un lejano recuerdo de aquel remoto tiempo en el que nos dolió el alma.

Te lo dice alguien, Antonio Ferrera, quien aquí firma, que sabe de lo que habla, con un fuerte abrazo y mi admiración.