viernes, 15 de agosto de 2008

Paloma, no llores

8 comentarios:

ludo dijo...

señora condesa,
de vuelta de dax. vi a un curro diaz que a mi me encanto pero la gente ni mu. pasando por los pinchos vera si huele a lo que queria oler. se que existe una bitacora, al menos, con aficionados y aficionadas que son partidarios de este torero (como vd creo) y me gustaria conocer el enlace para pasar alli .puede falicitarme la tarea ?
sino vi a lucas porque toreo tambien talavante (no se, me parece triste el chico). una gozada hablar con el. nos hemos recordado el tiempo de nuestra juventud cuando compartiamos piso y que eramos aficionados principiantes.
le manda a vd un saludo amistoso el señor lucas.
como yo .

ludo

Anónimo dijo...

Sra. Condesa, muchas gracias y buenas noches
Salud
El Coronel

berrendita dijo...

LLora, Palomita, llora, si son lágrimas lo único que te queda. Cantando y llorando -que a veces es lo mismo-, uno se queda como Dios.

Besos.

Noelia Jiménez dijo...

Qué bueno, condesa. No me gustan mucho las rancheras, pero hay que reconocer que esta pieza, en concreto, es la leche. Pedazo de mujer la Beltrán, ¿no?

Anónimo dijo...

Ludo, sí, yo también soy partidaria de Curro Díaz, como torero, y persona a la que un día le pedí un gran favor muy apurada, sin conocerlo de nada, y con mucho corazón se prestó a hacerlo de un día para otro, y lo bordó.
Solo tengo para este torero y para este hombre palabras de agradecimiento y desearle suerte para que llegue a conseguir lo que se ha propuesto ser en la vida.
En los pinchos te dejé lo que me pedías, ya lo habrás visto, ¿no?

De nada, Coronel, fue un placer.

Berrendita, Paloma también tiene un buena papeleta, no creas, sencillamente está metida en un callejón sentimental sin salida posible, ella lo sabe y sufre horrores, y llora, ya que son muchos años siendo la otra y no ve el futuro que ella quisiera ver.

Bua, Noelia, Lola Beltrán, Lola la Grande como es conocida en México, una fuerza de la naturaleza hecha mujer. Cómo sería Lola que (junto con doña Angustia y otra señora más, desconocida, de la que ahora no recuerdo su nombre)
ha sido la única tía que se ha tenido el suficiente brío como para casarse con dos toreros uno detrás de otro. Mucho más brío Lola, pues mientras doña Angustía se casó con dos 'mataos', la mexicana lo hizo con dos figuras del toreo.
Vamos, algo así como si Palomita Cuevas dejaran a Ponce por José Tomás y se quedara tan pancha.
Ellos fueron José Ramón Tirado "El Tiburón de Sinaloa", que acabó alcoholizado porque nunca superó el que Lola lo abandonara por Alfredo Leal, "El Prinsipe del Toreo", con el que la Grande tuvo una hija.

La condesa de Estrazas

Noelia Jiménez dijo...

Sí que tiene bemoles Lola la Grande, sí...

Anónimo dijo...

Sigo su magnífico blog desde San Isidro, porque me lo recomendó un amigo de la plaza.

La felicito, es usted una señora que sabe mucho y los datos culturales que aporta son, cuando menos, muy originales y de interés.

No sabía que Lola Beltrán hubiera estado casada con dos torores y eso que la admiro y tengo mucha música suya.
Me encantan las rancheras y José Alfredo Jiménez es lo más como dice "su" Sabina y el mío.
Saludos,

IVÁN

Anónimo dijo...

Gracias IVAN por la visita y por tu comentario, dáselas de mi parte también a la persona que te recomendó este lugar, y vuelve por aquí cuando te apetezca.

La condesa de Estraza