jueves, 28 de agosto de 2008

Madrugada

"Hay que nacer,
dos solos naipes en juego,
prez cordobesa o sevillano ángel,
y lo demás no pasa de manchego".

5 comentarios:

Noelia Jiménez dijo...

Qué envidia de los que nacen embriagados por el duende. Quien ve la luz por primera vez en Córdoba o en Sevilla, si no tiene una mijita de arte, no tiene perdón de Dios.

Grande la cita de Aleixandre (no me equivoco, ¿no?). Tan grande como usted, condesa.

Besos.

Anónimo dijo...

Sra Condesa

Mucgas hracias ; en primer lugar por sus orciones, por su apooyo, por su tiempo...en segundo por su libro. 6 largas horas de intervención "aliviadas" por su libro. Me encanta, me ha emocionado varios pasajes y casi que me enamorado (mayte, mi amor, lo comprenderá) de Lupe Sino. Lleno de aupunte lo tengo, como los libros imprtantes, lo querecuerdo, releeo y recurro a ellos constantemente.

lam operacion salio muy bien..ya lo han pasdo a planta!! qué abuelo tengo como un roble!! de todas formas hay mucho peligro aun de derrams, etc esta primnera semana...

una prpuesta: y si revimos el homenaje a Don Manuel el Lhardy el mismo día en se le hizo! Organizamos una comida monotemática ( en principio) en el mismo sitio y fecha (o el fin de semana más proximo)? mayte y yo nos apuntamos


un beso enorme!!
andres de caceres

berrendita dijo...

Noelia, cariño: por una vez, y sin que sirva de precedente, no estoy de acuerdo contigo. Algunos nacen tan cenutrios, que ni viendo su primera luz en Córdoba o en Sevilla llevan una mijita de arte pegada a la piel. Con o sin perdón de Dios.

Condesa, ¿cómo sería aquella madrugada, la última madrugada? Evocar esas horas es como asomarse a un precipicio. Está a punto de morir el hombre y perpetuarse el mito. Desde entonces, el silencio. Es 28 de agosto. Manolete está a las puertas de la plaza de Linares.
Un beso.

Anónimo dijo...

Noelia, Berrendita, más poesía,

"¡Cuántos siglos, prensados cual dorados racimos / oh, Manolete, hasta llegar a tu muleta / ¡cuánta herida y mugido hasta tu pase de oro / ¿qué pedestal de sangre te sustenta?"

Noe, a ver si te visito que te tengo abandonadita, guapa.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Andrés, la poesía anterior va también de dedicada para ti. Todos por aquí no alegramos mucho de que la intervención haya sido un éxito y ya tengais al anciano hecho un mozo en una habitación de planta.

La condesa de Estraza