jueves, 29 de junio de 2017

Delincuentes



 ¿Ven esos tendidos llenos hasta la bandera en sitio tan inhóspito para todo lo relacionado con el toreo?
Pues Baleares, plaza de Mallorca, arenas de Muro, Coliseo Balear en Palma, isla torera hasta hace poco -adiós coso de Felanix- y un lugar en el que una serie de profesionales de los que algunos de ellos va sacando pecho por esos ruedos, le han pegado una puñalada a la Fiesta de tal calibre cuando la Fiesta está más débil que nunca, y ni se inmutan.
Eso, sí, tenemos un hashtag para que todos podamos decir gilipolleces y lavar nuestras conciencias de asquerosos cómplices cara al internet, y algunos picando, y cuando llegue San Fermín todo olvidado, y los delincuentes de Muro campando a sus anchas mientras por la herida del puñalón se le va sangre a chorros al tesoro incalculable de la Tauromaquia. 

Texto y foto de Lorenzo Cuello
De imprescindible lectura, recomendable visita para los aficionados ajenos a las redes:
 pinchen aquí.

miércoles, 28 de junio de 2017

Una guasa



¿Qué pasa con el tuiter? 
Vaya parón, qué aburrimiento más grande, macho.
¿Dónde están los más célebres pensadores del toro que llevaban la batuta por allí, les ha comido la lengua el gato?

Mientras, debuta Dominguito Delgado de la Cámara, tras pasar por una muy seria etapa
bloguera, con un perfil extraordinario. Elegante contenido en tiempos de gañanes, cien por cien torero, con trilita aunque no lo parezca, yo a @Delgado_Camara le tengo
 hecho un butrón que va de aquí hasta allí por donde le siso fotos a diario sin que se me escape una.
Es de agradecer, joven, que le tengo por un excelente aficionado de los de toda la vida de Madrid, y te llamo joven, Domingo, porque ya sabes que en estos tiempos un joven venteño es un hombre que ya está en edad de poder ser abuelo. Yo -y tú- conozco venerables ancianos que desde Jorge Laverón para abajo para ellos todos los demás somos jóvenes.

lunes, 26 de junio de 2017

Arte puro



Manolo Bienvenida en la plaza de Sevilla al natural, ayudado, y el toro no parece una mona, precisamente.
Un torero imprescindible de casa grande cuyo nombre se debe ir recuperando en letras de oro para la historia del toreo, en tiempos en los que la juventud que se va acercando al espectáculo, un poco papagaya y se pide perdón a los muchachos por la soba, te dan una retahíla de nombres de toros que nadie recuerda, de las reatas, de padres, madres, abuelos, tíos y sobrinos del buey, mientras ignorantes ladean su interés por la aventura de estos hombres y su paso por los ruedos, que es en donde se encuentra el tuétano de la cuestión.

sábado, 24 de junio de 2017

No al cierre



Bajo ningún concepto, no al cierre de la plaza de toros monumental de Madrid, ni pensarlo siquiera. 
Y exigimos como aficionados explicación punto por punto de lo que traman, y de quien lo trama, o de lo contrario había que empezar a plantearse una revuelta venteña por todo lo alto a plaza llena hasta la bandera.

domingo, 18 de junio de 2017

Adiós, Iván Fandiño



En la muerte de Iván Fandiño, víctima de un toro de Ibán en una plaza francesa un sábado del mes de junio, nuestro más sentido pésame a su familia y amigos desde el profundo dolor que compartimos.
Descanse en paz, torero, que ya está usted en la Gloria, privilegio para los elegidos, y será inmortal eternamente.
Foto: ABC

domingo, 14 de mayo de 2017

Ella




El español más mexicano de todos los españoles, un personaje muy célebre y querido en aquellas tierras en las que fue corresponsal de toros en varias tribunas de prensa y en donde se le conocía cariñosamente como el Gordo Guanes, no venía a Madrid un torero de allá, chico o grande, que no llamara para saludarle e invitarle a comer. 
Devoto de la escuela mexicana de torear, que me la descubrió y me la transmitió poniéndome el cebo de Silverio, su dios, fue Luis Procuna su ídolo, Capeto, su gran amigo, Gaona y Armilla como máximas figuras indiscutibles,  estuvo perdidamente enamorado de Lola Beltrán, que, junto a doña Angustias Sánchez, que se sepa, fue la única mujer que se casó con dos toreros de fama: con José Ramón Tirado, El Tiburón de Sinaloa, al que dejó tirado por Alfredo Leal, acabando con el Tiburón y con su carrera debido a una profunda melancolía que, cuentan, el matador de toros de Mazatlán nunca superó. 
Amante de las mujeres con raza, de las que se arrancan, porque José Luis tenía alma de torero, tampoco le hacía ascos a Katy Jurado, cuya película El rostro impenetrable fue precisamente una de las últimas que vimos juntos una fría tarde de sábado de invierno, por enésima vez, y no le gustaba nada, sin embargo, Pina Pellicer, también en el reparto, porque, me decía, la consideraba muy chata y una mosca muerta.
De música mexicana lo sabía todo, como de cine y de fútbol, y Ella fue su canción preferida, tanto que yo le vi muchas veces verdaderamente emocionado mientras la escuchaba en un viejo cassette con más años que la mar, grabada la versión de José Alfredo, su autor, en aquellas cintas que se rebobinaban con un bolígrafo Bic perteneciente a una colección que compramos hará de eso treinta años en una tienda de discos que había en la Glorieta de Quevedo, camino de uno de los cines Roxy.
(*)

sábado, 13 de mayo de 2017

sábado, 6 de mayo de 2017

Sobre el caso Chapu



No estoy ni a favor ni en contra en el caso Chapu, no conozco a Chapu Apaolaza, sí tenemos grandes amigos en común, que le quieren, y oí hablar de él desde niño pues fui una gran colega de su padre y de su tío Huberto, que para que se hagan una idea de sus ideales era más paulista que el Paula, un gran señor de San Sebastián que del chamán gitano lo sabía todo.
No veo los toros por televisión entre otras cosas porque me duermo, matemático, aunque a esas horas de la tarde ando danzando en otra casa en donde tienen sintonizada en directo la feria de Sevilla y alguna onda de lo gordo me llega, así que sobre esto nuevo de la guerra de las televisiones, que yo creía que no iba tan a sangre y resulta que vuelan cuchillos, me lo venía tomando a la ligera y además pasaba mucho del tema por puro aburrimiento. 
Lo de pasar, hasta ahora mismo, que empiezo a husmear por los rincones, que me gusta más una de la serie negra que a un tonto un lápiz, soy de James Cagney, debido el interés repentino que les cuento a que me ha abierto los ojos Paco Cañamero, como debe ser labor primera de todo periodista rastreator.
El Caña II, natural de La Fuente de San Esteban, ese periodista al que tenemos arrinconado sabiendo más que todos los monigotes y monigotas juntos que copan hoy en día las pestíferas tribunas, de magnífica pluma de Castilla la Vieja, en perfecta localización geográfica para lo suyo, con buena edad y experiencia máxima y que, además, como otras dos que yo me sé y cada uno en su edad, se criaron fieles al lado de Alfonso Navalón.

Lo borda Paco en el sitio al que les enlazo, interesantísimo artículo, información pura del periodismo bueno, y de lectura entre líneas, aunque se queda corto, sabe más de lo que apunta, pero
 no larga como debiera (quizás porque se siente solo).

viernes, 5 de mayo de 2017

Copio and pego



La frase define el estado anímico exacto en que me encuentro, trole que trole moviendo el torrao todo el santo día, y podría haberla escrito yo pero la ha escrito Álvaro Acevedo para encabezar su crónica de hoy sobre lo ocurrido ayer en Sevilla.
Dice así: 
"Escribo a partir de una certeza y una incógnita: el toreo ha cambiado y no sé a dónde va".
(*)

 Me apunto incondicional al carro morantista hasta el degenerado punto de que prefiero asistir a un fracaso estrepitoso del gran torero de La Puebla, corriendo incluso, breado a almohadillazos si fuera menester,
 que tragarme a tanto tramposo tirándose el rollo y dándonosla con queso en tiempos de roedores a cientos como pueblan los tendidos de las plazas de toros.
Foto: Carlos Núñez

miércoles, 3 de mayo de 2017

Más guerra



Otra cosa a revisar de urgencia, y también tiene la palabra el graderío, y hablo en exclusiva de la plaza de Madrid, es la concesión de orejas, devaluados y adiposos trofeos como raquetas de tenis que empiezan a dar hasta asco al ser paseados ante nuestra jeta.
De complicada solución pues el público es soberano, todo, y el isidro es un personaje venteño clásico, y con literatura, el rigor de la Monumental peligra y nos vemos obligados a conseguir recuperarlo entre los fijos, de la forma que sea y sino que se arme una revuelta cualquier tarde, o de lo contrario la gloria de la puerta grande queda desde ya pulverizada, puerta ganga para toreros baratos, y eso sí que es sagrado.
 ¿Por qué no empezamos por restaurar la torerísima vuelta al ruedo cuyo olvido es culpa nuestra por pitarla por costumbre?

Foto: toro Curioso, de 534 kilos, negro bragao meano, de la ganadería de Victoriano del Río, sexto de la tarde corrido ayer en Las Ventas: bravo.
Lo mató Paco Ureña y le cortó una oreja.


martes, 2 de mayo de 2017

Tosquetito



Ahí tienen al retaco para su observación, protestado en Madrid, un novillo de la ganadería de Dolores Aguirre que nació bravo para poner a un tío en circulación, pidiéndole guerra tú por tú al mismísimo rey de espadas, y Morante a los albañiles, desde mañana mismo.

Señores del toro, torpes: o se lo toman ustedes en serio y organizan el melonar de las novilladas de la forma conveniente, a favor de los novilleros y de sus debidos inicios en tan delicada profesión, o lo mismo dentro de un tiempo las tienen que matar ustedes.