viernes, 29 de agosto de 2008

Cogida

A Islero lo picó Ramón Atienza, que marró en los blandos al segundo encuentro dejando el casquillo de la puya en el miura. Islero fue lidiado por Pinturas, lo banderillearon Cantimplas y Gabriel González y, nadie se explica por qué aunque se piensa que se debió al revuelo que allí se formó, le dio la puntilla Bernardo Muñoz, Carnicerito de Málaga, suegro de Rafael de Paula. Mientras la cuadrilla bregaba con Islero, Manuel la dirigía en posición de firmes, cuando en esto por dentro de las tablas se acercó Camará con sigilo y casi en silencio le dijo, "Manolo, aliña, que el toro se vence por el derecho". La respuesta de Manolete fue inquietante, "por ese piton es por el que voy a ir". Testigos presenciales cuentan que a ese toro Manuel lo toreó como un desesperado, tanto que hasta le dio un molinete de rodillas, él, que carecía de facultades y que no corrió jamás en una plaza, y que minutos más tarde entraría a matar muy lento a Islero, parsimonioso en la suerte contraria, saliendo el hombre del embroque prendido en el pitón derecho del toro. El toro lo lanzó a media altura pero no pudo soltarlo, lo que le permitió al animal hacerle el molinillo en el aire, trincado por la ingle, para deshacerse de él de un cabezazo y tirarlo al suelo. Y, con un estoconazo hasta la bola, salir corriendo Islero hacia otros terrenos, pisando al hombre que yacía en la arena con las piernas completamente cerradas. Eso confundió a los espectadores más cercanos que no entendieron la cornada como muy grave durante los primeros segundos, hasta que Manuel instintivamente abrió las piernas y en ese instante brotó un potente chorro de sangre como si su zona genital fuera un surtidor.

Eran las 18.42 horas del 28 de agosto de 1947, y K-hito, que ocupaba una barrera a escasos metros de donde se había producido el percance, le dijo al conde de Colombí, que estaba a su lado, "esta es la última corrida que le hemos visto a Manolete".

Foto: Paco Cano

12 comentarios:

maño exiliado dijo...

Si esa es la foto de la cogida mortal, Manolete no entró a matar en la suerte contraria. Es evidente.

Además hace poco pregunté a Cano en el patio de caballos de Las Ventas y me dijo que no había ninguna fotografía de la cogida mortal de Manolete, pese a que él estuvo ese día en la plaza y fotografió otros momentos del festejo.

KALIKATRES dijo...

Querida condesa realmente la foto es una estocada a la suerte natural, aclarelo porque de lo contrario los cuervos empezaran a revolotear ensuciando esa magnifica recopilacion, lo de cuervos no va por Maño exiliado que solo señala la evidencia, va por los que todos sabemos.

Y Hablando de cuervos le ruego no deje a Manolete en su lecho de muerte pensando enlupe, cuente el revoloteo de los cuervos pues creo que ahi reside la clave de muchas cosas, tanto en vida de Manolete como hasta el dia de hoy.

La condesa de Estraza dijo...

Qué bueno, Maño Exiliado, volver a verle por aquí. Por su comentario se comienza a adivinar que es un buen aficionado, frecuente en Las Ventas, y que se mueve en la Monumental por territorios generalmente bien informados. Mientras, a Kalikatres lo tenemos por los caribes renegando de todo lo que sea el espectaculo que se está ofreciendo en Madrid, sin perder comba sin embargo con la actualidad torera española.

De nuevo para todos:
La seriecilla que me vengo currando con Manolete como protagonista, para mí, ha sido un fracaso pues no he cumplido los plazos que me propuse. No pasa nada, estamos en un viaje virtual y a pesar que hoy tendríamos que estar hablando del entierro ya de vuelta cada uno a casa, como la máquina del tiempo lo permite el trabajo será rematado.
También me gustaría decir que estas pinceladitas acerca de la personalidad del torero más enigmático de la historia han sido realizadas en unas condiciones lamentables. Sin tiempo para escribir, sin disponer de ordenador a mi antojo y sin documentación, de memoria salió, pues han sido algunos los días de agosto que he pasado fuera de mi domicilio.
A eso se debe la elección de la foto que ilustra, a las prisas. Desde luego que no es la de la estocada a Islero, que fue realizada en la suerte contraria y no en la natural, no tan en el tercio, más cerrada en tablas, y, desde luego ni la luz de la foto ni el vestido del torero ni mucho menos la barrera de la plaza que se aprecia al fondo y que nada tiene que ver con las del coso de Las Margaritas, pertenecen a la tarde de Linares.

La escogí por Canito, su autor, al que adoro por anciano jeta, boxeador y gran testigo de la historia moderna del toreo. También, aunque con la imagen invertida, es la más aproximada a mi entender de lo que gráficamente se dispone de cómo pudo ser el primer tiempo de la cornada de Manuel.
Y otra cosa, ni creo siquiera que se trate de una estocada dada la baja calidad de la copia.

malagueto dijo...

Evidentemente esa cogida no es entrando a matar, pues la muleta la tiene en la mano derecha y que yo sepa,Manolete no era zurdo.

Saludos

KALIKATRES dijo...

Querida Condesa de fracaso nada y no es adulación, toca lo que realmente interesa de Manolete su figura fuera del ruedo y la toca de forma magnifica, tan magnifica que espero no termine en el entierro y siga con los consecuencias que aprovecharon los cuervos que populaban a su alrededor.

Propone un debate para invierno sobre el Manolete en el ruedo, como toreaba, puede ser interesante y participaria en el, pero no creo que como esta serie haga reflexionar y hasta mover convencimientos, Manolete el torero toreando esta muy definido, a unos los les gustaba, a otros no, yo me encuentro en este ultimo peloton. Si hay debate hare mas consideraciones.

Anónimo dijo...

Tiene usted buen ojo, Malagueto, que el Señor se lo conserve, porque efectivamente en la foto Manolete parece que lleva la muleta en la derecha, si es que no está por los aire, que no lo aseguro ni lo dejo de asegurar porque estoy 'repará'.

CUÑA PUBLICITARIA:
Kalikatres, el que quiera saber algo acerca del buitreo que se cebó con Manolete, que se compre el libro.
Otra cosa, si acaso para más adelante se nos ocurriera plantear un debate sobre Manolete matador de toros, que a nadie se le olvide repasar a Chicuelo el Grande, su precedente, del que toma el testigo, y padrino de alternativa. Para mi un torero fundamental Chicuelo, y sin embargo completamente olvidado por la retórica afición 'modelna'.

La condesa de Estraza

KALIKATRES dijo...

Estimada Condesa por mi parte ya he explicado los problemas que tengo por hacerme con el libro, hasta mi proximo viaje a España probablemente no podre, salvo que venga a Colmbia algun amigo para las ferias.

De todas formas le vuelvo a decir que esta serie es magnifica, pero creo que para entender en su justa medida la trascendencia del Manolete hombre y la del torero, es imprescindible conocer los buitreos que se cometieron desde que se supo la suma gravedad de la cogida hasta bastante tiempo despues de su muerte.

Sin embargo entiendo que no quiera aqui desvelar totalmete el contenido de su libro que por eso lo escribio y publico.

Cogere paciencia y salvo que alguien me lo traiga antes esperare a Febrero o Julio.

Anónimo dijo...

Pues solo por leer el buitreo de del dia de la muerte y posteriores, merece la pena comprar el libro. A mi me dejo perplejo que algunos buitres, fueran tan buitres.
Salud
El Coronel

La condesa de Estraza dijo...

Kalikatres: Tranquilo, por mi parte si acaso me entero cuando comience la temporada americana de algún conocido "mataó" que viaje a Bogotá, de confianza, le enviaría el libro sin problema ninguno.

Coronel, gracias por su desinteresada propaganda a favor de obra. Si acaso a costa de su comentario he ganado veinte euros a pagar por la editorial en la liquidación del año que viene, mediados de diciembre, ya sabe que para la Navidad del 2009 está usted invitado a un ronda.
Mientras tanto no me olvide.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Sra. Condesa, no me de las gracias solo hago justicia. Tomo la palabra y me debe una ronda.
Ya es imposible que la olvide.
A sus pies
Salud
El Coronel

Anónimo dijo...

Quien le manda..........!!!

La condesa de Estraza dijo...

Buen interrogante, Anónimo.
Nadie, no le manda nadie, de ahí su grandeza.

La condesa de Estraza