jueves, 21 de agosto de 2008

Últimos días juntos

Desde la noche del 17 pasado, cuando Manolete regresa a Madrid procedente de Toledo, a la mañana del 24 de agosto, cuando parte hacia Gijón pues estaba anunciado en el Bibio mientras Lupe al día siguiente viajaría al balneario de Lanjarón donde la sorprendió la noticia de la cogida y muerte de su novio, la pareja pasa una semana muy feliz, en soledad. Seguramente emprendiendo la tarea de los preparativos para su boda, que sería un acontecimiento social sin precedentes en la España de la posguerra. Mañanas de aperitivo en Chicote, tardes de compras y planes con sosegados paseos por la desérticas calles de la capital entre dos luces, cenas a solas y madrugadas de amor para una pareja de enamorados que acababan de cumplir treinta años.
Vamos a dejarlos solos, sin molestar, que viven sus últimos momentos juntos, bonitos momentos, pareciera como si el destino hubiera deseado dotarla a ella, para cuando todo sea ya recuerdo, con unos días finales de dicha plena. Tras este encuentro, prolongado teniendo en cuenta que la temporada hervía, Manuel no volverá a ver a Lupe nunca más, y Lupe sólo lo volverá a ver a él amortajado, pues Pepe Camará y Alvaro Domecq la impidieron entrar a la habitación número 18 del Hospital de los Marqueses de Linares, aunque nada más fuera para acompañar al hombre que amaba, de la mano, en su agonía.

La foto con la que se ilustra es la más conocida de todas en las que aparecen los dos solos. Se trata de un posado hecho en Lima durante el otoño de 1946, días después de que Manolete apareciera a primera hora de la mañana del 20 de septiembre en Barajas para tomar un vuelo rumbo a Perú, el aeropuerto colapsado de fotógrafos, llevando a Lupe cogida del brazo que le acompañaría en su periplo americano, para escándalo nacional.
No me gusta la foto, la típica de estudio muy de la época, con extraordinaria iluminación, eso sí, luz de hacha en él y frontal en ella, sobre un fondo plano degradado en grises con leve viraje al sepia para una escena que me resulta muy artificial.
Pero Lupe no es Lupe, seguramente debido a la borrachería de aerógrafo que el retratista le endiñó a la copia, una pasada de retoque, porque Lupe Sino era menos voluptuosa en morenaza de lo aparece aquí.
Más que una tía racial asalvajada
-que lo era pero no aparentemente-
en la linea de una Jennifer Jones en 'Duelo al Sol', o la refinada Margo Channing que borda Bette Davis en 'Eva al desnudo'
-que también lo era pues tenía un clase bárbara-
Antonia tenía más que ver con la Ava Garner de carne y hueso, aunque menos mundana, particularmente en el papel que el animal más bello de mundo interpreta en 'La condesa descalza'.
En la imagen va vestida a la usanza limeña con ropa y joyas tradicionales del país andino y es centro de una representación que resulta muy forzada, mientras Manuel hace un personaje secundario levemente recostado en su melena maravillosa. Elegantísimo como siempre el torero en su sastre de franela príncipe de Gales de impecable corte, camisa blanca y corbata oscura.
Lupe ríe, Manuel, no.


Pero bueno, mientras dejamos que la pareja se amase en su domicilio madrileño por unos días, nosotros vamos a la actualidad más actual para entretenernos un rato. Así que como sé que a todo grupo humano le va el cotilleo una cosa mala y como veníamos hablando de fotos y de fotógrafos, reproduzco un artículo aparecido ayer en La Gaceta de Salamanca firmado por Carmen Esteban:

Título: DUDAS RESPECTO A CHOPERA

Señor Chopera, don José Antonio, o usted está perdiendo facultades debido a la edad, o gracias a la experiencia que dan los años, anda más agudo que nunca.
SOS, pues nada más peligroso que un avispado anciano de la tribu indígena del toreo en la tercera fase, manejando sabio los mandos de la plaza más importante del mundo. Sin rubor ninguno por su parte en minar el territorio monumental a su libre albedrío con auténticas bombas humanas colocadas aquí y allí, para recibir información chota de todo aquello que se trame contra usted fuera de su control y utilizando para ello elementos clásicos dignos de la serie negra, encargados de hacer el repugnante papel del recontraespionaje.

Porque no sé si sabrá que en la plantilla venteña, muy eficaz y atenta si la comparamos con la de los Lozano y sus toledanos métodos, tiene su persona contratado a un escurridizo individuo que ejerce como uno de los cabecillas del grupo de aficionados que luchan por arrebatarle a usted la poltrona. Hoy mismamente, escribo el lunes, le pega a su gestión un bajonazo desde el blog del que es titular, lo que nos crea dudas por si el jambo pudiera tratarse de un satélite de la F.I.T. y la L.O.F.I.T infiltrado en Taurodelta, o bien al contrario, estuviéramos hablando de un submarino a sueldo de Taurodelta colocado a propósito por su despejado cerebro, en el gallinero, con el fin de estar informado y reventar cualquier insurrección de la parroquia de la que usted se lleva el jurdó. Me permitiré en cuanto me lo eche a la cara, quizás en nuestra feria, José Antonio Chopera, hacerle el parón del difunto Villalta, don Nicanor, y meterle los dedos con un par de preguntitas al respecto a ver si vomitara. El asunto del tipo al que me refiero y su postura en la plaza como profesional con destino en Las Ventas y miembro al mismo tiempo de un cónclave oscurísimo, comienza a ser muy cantoso en la corrala torera de Internet y la desconfianza de la parroquia aumenta.

Se centra el personal en que no sabemos si Juan Pelegrín es un agente al servicio de Taurodelta infiltrado entre la afición que anida en las andanadas del 7 y del 8 -Pepe Carlos Fernández al frente- o si por contra Pelegrín es un radical afiliado a la artillería pesada del abono. Facción donde militaría mientras se pasea por el patio de cuadrillas 'mordiendo' a favor de los que quieren jubilarle a usted, con lo cual su empleado se la estaría dando con queso.
Empresario, no es por nada, pero yo en su caso y se lo sugiero porque viajo pie a tierra y me pispo a tope de las movidas que se monta el peatón, le prestaría ya atención al caso antes de que sea tarde".

17 comentarios:

Teddy dijo...

Los créditos de las fotos, por favor

Anónimo dijo...

Sra Condesa, quiero pensar que la firmante del articulo, seguira con su integridad fisica intacta, pero yo no me fiaria mucho.
A sus pies
Salud
El Coronel

KALIKATRES dijo...

Querida Condesa de nuevo la telepatia, pensaba y sigo pensando hacerlo quiza hoy escribir un post sobre el tema que apunta pero abriendo un poco más el foco.

Ni los mas afamdos agentes han durado tanto como Juan Peligrin y uno era agente simplemente al servicio del un Sr. Cicerone que casi cambio el rumbro de la 2ª guerra mundial y Mata-Hari esta agente doble, ambos caducaron y siendo duraderos, nacieron y murieron en corto espacio de tiempo si los comparamos con la longevidad de Juan Peligrin (manon) y mas cuando este lo tiene mas dificil por que presuntamente no es agente doble, sino triple pues trabja para Taurodelta y ha trabajado para sus antecesores, para El Toro de Madrid que preside como titere el Excmo. Sr. Conde de Estradas y para el titiretero mayor que maneja al mismo y al tiempo para el que aspira a manejarlo, vamos no presunto agente triple sino cuadruple.

La cuestión es saber donde esta su verdadera fidelidad o solo es leal a sus propios intereses, utilizadando para su beneficio a los cuatro que usan sus servicios.

Anónimo dijo...

Ante todo pido disculpas porque creo que me he cepillado cuatro comentarios, sin querer y sin haberlos leído, y me dirijo a los afectados por si acaso les parece bien, vuelvan a opinar de nuevo.
En mi descargo ruego a la bendita audiencia que me entienda, pues acabo de ver por televisión la corrida de Bilbao y estoy exactamente igual que si me hubieran pegado una paliza.

teddy: bienvenido. No entiendo su comentario, como no lleva verbo.

Coronel: pues a mi también desde ayer por la mañana me huele el aire a cates que es una barbaridad, pero no creo que estén predestinados a la nariz mía precisamente.
Ahora en serio, le comunico que alguien comienza a estar muy quemado, mucho, el vacile de una loca ya no se puede tolerar, y quiere pasar a las manos ya mismo; miedo me da, aquí lo tengo turreando como los toros de casta.
Por otra parte, Coronel, qué curioso, desde que salió el miércoles el artículo que reproduzco no es usted la única persona que me aconseja que no me fíe mucho, que los hay que no se andan con chiquitas. Vamos a ver si tienen cojones de tocarme, ahora o en el futuro porque se anuncian novedades para ya mismo, y serán fuertecitas, puede creerme.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Kalikatres, ¿era usted una de las visitas a las que sin darme cuenta suprimí?
Respecto a su comentario, en el que dice que pensaba tocar el tema que yo traté en el periódico el miércoles pasado en el artículito que reproduzco aquí, y como habla de telepatía, quiero decir lo siguiente:
Si la coincidencia se produjera, nos le quepa la menor duda que los 'aficionados íntegros' que vienen despellejando por norma a servidora que todos sabemos quien-quienes son, se tirarán a mi cuello como perros.
No me gusta jurar, pero juro que Kalikatres y yo no nos hemos puesto de acuerdo a la hora de opinar, yo en prensa, dando nombres y apellidos,
-¿qué?- y él en su blog, sobre el oscuro personaje al que me nos referimos aquí.
Se lo comunico a los amigos de 'depezón' en exclusiva, el resto me importa un verdadero pito.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Se me olvidaba decir que yo estas aclaraciones la hago, lo de no haberme puesto de acuerdo con Kalikatres para opinar a la vez de un mismo individuo, sólo con la intención de que no se confundan ustedes con posibles datos falsos, a la hora de sacar sus propias conclusiones en un futuro próximo.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Sra. Condesa, los cates a otros ya cuento con ellos por lo menos a uno de ellos. Lo que me preocupaba es que lo hubieran intentado con la autora del articulo, para saber mas que nada, como habian quedado de dañados los "catequistas".
Por favor siga con los cotilleos, sola o al unisono con Kalikatres.
A sus pies
Salud
El Coronel

Noelia Jiménez dijo...

Dos cosas:

1. No me sorprende (no es noticia estas alturas), pero tiene usted unos bemoles muy bien puestos. Sí señora... Dígaselo a Carmen de mi parte. Ya es hora de que se den nombres en este taurineo que nos corroe.

2. ¿Intuirían Lupe y Manolete que aquellos eran sus últimos días juntos? ¿Los vivirían con mayor intensidad? ¿Qué haríamos si nos dijeran que tenemos dos, tres, cuatro días, enteros, pero sólo dos, tres o cuatro, para disfrutar por última vez de la persona que amamos? Quiero pensar que no me los pasaría llorando.

KALIKATRES dijo...

Condesa en los cuatro no había ninguno mió, en cuanto a los cates pues yo no me preocuparía, porque si es importante y valiente lo que pone en un medio de difusión escrito y a la venta en Kioscos, yo habitualmente aunque por la red, me paso mucho mas y ya ve en Ceret hasta vienen a saludar, si me ven como Opsen cambian de acera o agachan la cabeza, he dicho muchas veces que la valentía no se demuestra con violencia que es cosa de estupidos pues hasta el que sale mejor parado sale dañado y además paga por la agresión al que salido mas perjudicado, la valentía se demuestra diciendo verdades, y cuando no lo son demandando y que el bolsillo del culpable si se demuestra que lo es lo sienta y lo sienta cuanto mas fuerte mejor, si hay que defender pues a defenderse, pero como dice un amigo mió guardaespaldas el de profesión las peleas acabarlas cuanto antes, pues menos daño te haces.

Pero en esa pandilla no hay ni una solo valiente ni del tipo cerril violento ni del tipo inteligente, un grupo de cobardes interesados y nada mas, yo de Vd. estaría tranquila de no existir la posibilidad de que pudieran contratar a un sicario pero capacidad adquisitiva para esto solo la tiene uno, los demás además de no tenerla son agarraos de naturaleza y el que la tiene ya sabe Vd. quien es y pillarlo seria cuestión de horas.

Ya ve Vd. al Txerrijano le pongo una cita para reírme de el, pues a esa hora salía para Colombia y se fue a la otra punta de San Sebastián, por si las moscas iba en serio.

Por cierto ahora voy a escribir el post pero como le digo amplio el foco y que piensen lo que quieran, faltaría mas que por unos gilipollas me cortara.

El hijo yonki y abandonado de Kalikatres dijo...

Lo de que no están coordinados este blog y el de mi padre Kalikatres no se lo cree ni Dios, porque es evidente. Señorita Noelia: ¿va usted de purista y escribe en el programa de Las Ventas? ¡A otro perro con ese hueso! Se está usted significando mucho en este blog, no es por nada y es por todo.

Anónimo dijo...

Queridos amigos: no tengo tiempo en este momento para contestar, como deseo, a todas las visitas.
Este comentario de urgencia es para llamar la atención a los lectores en general en el sentido de que vayan pillando cuanto antes mejor, no sea que se pierdan matices, los métodos que gastan algunos y exponen desde el anonimato sin recato ninguno.
¿No encuentran en la última frase del comentario del Yonki una amenaza dirigida directamente a la periodista madrileña Noelia Jiménez?
Mientras meditan me pego un voltio, vuelvo más tarde.

La condesa de Estraza

KALIKATRES dijo...

Mira yonki, mi hijo no puedes ser porque siempre, y han sido pocas veces, que he ido como se dice por aqui, con fufurufas lo he hecho protegido, y con relaciones personales jamas he tenido ninguna que ejerciera esta honrosa profesion, y tampoco puede ser genetica la cobardia que muestras amenazando escudado en un nick que muestra lo que eres yonki y ademas lo que te he dicho arriba,y para postre como buen macro solo amenazas a mujeres, vamos una lacra de la sociedad más, saludos a tu Sra. madre.

Anónimo dijo...

Sra. Condes, ya lo avisé, mira tu, el yonki este, se mete ahora con Noelia, ¡que tendrá que ver el culo con las temporas!.
Ellos solos se delatan con sus amenazas y firman con seudonimos sin gracia, solo el insulto por el insulto.
¡Que miserable!
Con lo tranqula, relajada y guapa, que es Noeia, no como yo, que me parezco el tio calabres.
¡Que le den!
Un beso Noelia.
A sus pies.
Salud
El Coronel

Noelia Jiménez dijo...

Querido hijo yonki: me parece que la droga y el abandono te están afectando. No voy de purista porque no voy de nada en la vida. En cualquier caso, que yo sepa, lo que yo escribo en el programa de Las Ventas son textos sobre faenas de dos orejas. Nada que ver con toros en puntas, con amenazas, con tejemanejes ni nada por el estilo. Y, para tu información, te diré que esas publicaciones forman parte de un trabajo universitario más extenso, que es para el que verdaderamente yo realizo esa documentación.

Condesa, gracias por el quite. En cualquier caso, estos no nos valen a nosotras ni para descalzarnos. Primero, porque, como usted bien dice, se amparan en el anonimato. Qué hombres, sí señor.

Noelia Jiménez dijo...

Por supuesto, con "estos" no me refería ni al Coronel ni a Kalikatres, que conste.

Anónimo dijo...

Coronel: la autora del artículo está sana y salva, y tan pancha.

Noelia, no creo que Lupe y Manolete intuyeran durante aquella semana final que pasaron juntos que el fin estaba cerca. Y eso que Manuel, como todo romántico, era fatalista.

Kalikatres, yo odio la violencia, me da mucho miedo, pero también entiendo que hay momentos en que un hombre debe pegar un puñetazo, si es hombre. Yo no, no se pegar, yo los hachazos los pego en los papeles, siempre con nombre y apellidos, por eso escribo precisamente pues no existe una arma más letal que la escritura.

Yo con yonkis no hablo, así que me dirijo a los demás.
Miren ustedes, desde que ando a gatas mi padre siempre me dice que, ante una ocasión determinada que no quiera que un hombre me crea, le diga la verdad.
Este blog no está en combinación con nadie, voy por libre, sí, logicamente, tiene alianzas con el de Kalikatres pero no pactos, y deben creerme y sé que me creen. Pero hay gente como el Yonki, estúpidos de la vida, que se piensan que todos somos iguales, de grupitos, pandillitas, amiguetes ocasionales, gente que no sabemos dar un paso sino es con el cosentimiento de los demás, cobardes incapaces de defenderse por si solos.
Noelia, ¿no te habrá afectado las amenazas del maricón este, verdad?
Porque miren ustedes, el día que cinco mujeres, cinco, periodistas de toros las cinco, las cinco cubriendo Las Ventas, víctimas las cinco del mismo verdugo, las cinco ocupando tribunas de peso, nos pongamos de acuerdo y nos decidamos a hablar, aquí arde Troya, pueden estar seguro y ese momento tarde o temprano va a llegar.
Por otra parte, es cierto que Noelia Jiménez escribe en el programa venteño y allá donde puede que para eso es su trabajo, y escribe extraordinariamente bien. Luego indirectamente en su caso es una empleada de Chopera, exactamente igual que Peligrín, con una diferencia entre ambos, Noelia es incapaz de estar prestando sus servicios en una empresa y a la vez atentado contra ella como hace el retratista, mucho menos a Noelia se le ocurriría impidir el homenaje que la afición madrileña le debe a mi recordado Alfonso Navalón, el gran amigo de Chopera, por cierto, que hoy precisamente hace tres años que se fue para desgracia de todos.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Coronel: la autora del artículo está sana y salva, y tan pancha.

Noelia, no creo que Lupe y Manolete intuyeran durante aquella semana final que pasaron juntos que el fin estaba cerca. Y eso que Manuel, como todo romántico era fatalista.

Kalikatres, yo odio la violencia, me da mucho miedo, pero también entiendo que hay momentos en que un hombre debe pegar un puñetazo, si es hombre. Yo no, no se pegar, yo los hachazos los pego en los papeles, siempre con nombre y apellidos, por eso escribo precisamente pues no existe una arma más letal que la escritura.

Yo con yonkis no hablo, así que me dirijo a los demás.
Miren ustedes, desde que ando a gatas mi padre siempre me dice que, ante una ocasión determinada que no quiera que un hombre me crea, le diga la verdad.
Este blog no está en combinación con nadie, voy por libre, sí, logicamente, tiene alianzas con el de Kalikatres pero no pactos, y deben creerme y sé que me creen. Pero hay gente como el Yonki, estúpidos de la vida, que se piensan que todos somos iguales, de grupitos, pandillitas, amiguetes ocasionales, gente que no sabemos dar un paso sino es con el cosentimiento de los demás, cobardes incapaces de defenderse por si solos.
Noelia, ¿no te habrá afectado las amenazas del maricón este, verdad?
Porque miren ustedes, el día que cinco mujeres, cinco, periodistas de toros las cinco, las cinco cubriendo Las Ventas, víctimas las cinco del mismo verdugo, las cinco ocupando tribunas de peso, nos pongamos de acuerdo y nos decidamos a hablar, aquí arde Troya, pueden estar seguro y ese momento tarde o temprano va a llegar.
Por otra parte, es cierto que Noelia Jiménez escribe en el programa venteño y allá donde puede que para eso es su trabajo, y escribe extraordinariamente bien. Luego indirectamente en su caso es una empleada de Chopera, exactamente igual que Peligrín, con una diferencia entre ambos, Noelia es incapaz de estar prestando sus servicios en una empresa y a la vez atentado contra ella como hace el retratista, mucho menos a Noelia se le ocurriría impidir el homenaje que la afición madrileña le debe a mi recordado Alfonso Navalón, el gran amigo de Chopera, por cierto, que hoy precisamente hace tres años que se fue para desgracia de todos.

La condesa de Estraza