sábado, 30 de agosto de 2008

Muerte

Tanto Gitanillo de Triana como Luis Miguel, discretos, se quitaron rápido de aquel barullo de la enfermería con el fin de no interrumpir a las asistencias, una vez que Luis Miguel se ofreció a donar sangre, aunque no resolvió nada su oferta pues pertenecía a un grupo distinto y de niño había sufrido fiebres palúdicas, según nos cuenta Carlos Abella en la biografía que firma del torero de la calle madrileña de San Bernardo.
Luis Miguel, una vez en el hotel, llamó a su hermano Domingo, que estaba en Madrid, rogándole que llevara inmediatamente a Linares al doctor Manuel Tamames. Cosas de Domingo Dominguín, destacado miembro del Partido Comunista en la clandestinidad, que sin pensárselo dos veces se puso en contacto con el falangista José Antonio Girón, ministro de Trabajo desde 1941, al que pidió un coche de gasolina, más rápido, que le fue facilitado inmediatamente desde el Parque Móvil.
Al mismo tiempo, y por idea de K-Hito, se acordó que Gitanillo, gran conductor, saliera con el veloz Buick de Manolete en busca del doctor Jiménez Guinea, médico de cabecera de Manolete, que viajaba también desde Madrid a Linares en un lento automóvil que a su disposición había puesto el matador de toros Manolo Navarro.
Mientras, en la enfermería se tomaron sobre la marcha dos decisiones. Camará le atribuye la primera a Álvaro Dómecq, hombre orquesta de aquella tarde descompasada, que consistió la desafortunada ocurrencia en mandar pedir plasma a un hospital cercano por si cuando llegaran las eminencias madrileñas fuera necesaria su aplicación.
La segunda decisión que se toma consiste en trasladar al herido desde la enfermería al Hospital Marqueses de Linares, una vez administrada la primera transfusión de sangre a Manolete, vena a vena del brazo del policía municipal Juan Sánchez Calle, y aprovechando que se le aprecia rápidamente una leve mejoría.
El traslado resulta dantesco, un santo entierro en vida, pues en vez de ser realizado en cualquier tipo de vehículo que se tuviera a mano, se realiza en una improvisada parihuela llevada a pulso por cuatro hombres. Se decidió así, muy inteligentemente, ya que se temía que las calles medio a oscuras y repletas de baches, perjudicaran el estado del torero debido a los saltos de las ruedas sobre el bombardeado asfalto.
Un cortejo fúnebre que echó al pueblo curioso de Linares a la calle
-estamos hablando de Manolete-
pues el torero en el recorrido iba perdiendo la vida a la vista de todos y con una débil voz se le oía repetir al moribundo,
"Más despacio, más despacio".
Inmediatamente el herido es depositado en una camilla del equipado quirófano del hospital, pues el doctor Fernando Garrido Arboleda decide intervenir de nuevo, está vez con mayores medios y ayudado como segundo cirujano por Julio Corzo, que no lo hizo en la primera ocasión. Es en este momento cuando a Domecq, futuro supernumerario del Opus Dei (1), se le ocurre, en una muestra de optimismo por la otra punta, llevar a los pies de la camilla de operaciones a don Antonio de la Torre, sacerdote del centro, con el fin de que Manuel se confesara.
Toca el tema Tico Medina en una entrevista que le hace al latifundista jerezano, que dice al respecto:
-Cuando lo llevaron al hospital le dije al banderillero:"A Manolete le gustaría mucho ver al cura, así que vamos a llevárselo". El banderillero de Manolo me dijo: "No haga usted esa barbaridad, que se va a asustar". Yo le aplaqué diciendo: "Mira, en la vida en ese momento no se asusta nadie, lo tengo comprobado con muchos amigos a los que he visto morir, así que vamos". Y así llegamos a la mesa de operaciones con el cura. El torero me miraba mucho. Y le dije: "Aquí te traigo al cura por si quieres algo con él, Manolo. Pero tú no te preocupes, que ahora van a operarte, y te van a dejar fenomenal". Manolete me dijo: "Bueno, ¿y qué hago?". Digo: "Tú, nada. ¡Si el confesarse es lo más fácil del mundo! Vamos a rezar el 'Señor mío Jesucristo', el cura te da la absolución y se ha terminado. Manolo, ¿quieres o no quieres?". "¡Hombre, claro!", dijo Manolo, y así fue la cosa.

Manolete es sacado del quirófano, en donde se le han reforzado las ligaduras quedando normalizado el riego de su pierna, y es llevado a una habitación inmediata en la misma planta, notándole enseguida el equipo otra nueva y leve mejoría. Y alrededor de este instante es cuando aparece en la puerta del pasillo de la planta Lupe Sino, acompañada por el Chimo, desplomada, y del brazo de Concha, esposa de El Yoni. (2)

Julio Corzo es el encargado de volverle a transfundir sangre. Lo hace en diferentes tiempos por tres veces y observa que la tercera no es admitida por el cuerpo de Manuel, con lo cual se vio obligado a interrumpirla pues el paciente se quejó de un tremendo dolor de riñones repentino; y en este trance se estaba cuando llegó por fin el doctor Tamames acompañado por Domingo Dominguín.
El prestigioso médico madrileño reconoce al torero y aprueba sin ningún tipo de reparos las dos intervenciones efectuadas anteriormente por sus colegas jienenses, aconsejando al equipo local y a los presentes que se dejara descansar al herido hasta la llegada de Jiménez Guinea. Es durante este momento de reposo cuando Manolete para sorpresa de todos, buena señal, pide un cigarrillo.
Avanza la noche y cuando se rondaban las cuatro de la madrugada aparecío Luis Jiménez Guinea con El Pipo, dos ayudantes y Gitanillo de Triana que los había recogido en Valdepeñas, y sin pérdida de tiempo se improvisa en una sala próxima una reunión a la que asistieron Camará, el omnipresente Domecq, más los doctores Jiménez Guinea, Tamames y Garrido Arboleda, sin permitírsele el acceso a los ayudantes ni al doctor Corzo, cuya opinión era imprescindible a la hora de tomar medidas ya que había realizado las transfusiones anteriores, teniendo que interrumpir la última, como se ha dicho.
Se cuenta a propósito con un documento excepcional, la versión del propio Julio Corzo, que afirmó en este sentido sin pelos en la lengua, pasados más de treinta años del suceso cuando ya se podía largar, lo siguiente:
-Llegó Jiménez Guinea y ordenó a un compañero de su equipo que le hicieran una transfusión a Manolete. Me opuse rotundamente, advirtiéndole que podía rechazarla. Recuerdo que le dije a Garrido Arboleda: "Si le hacen la transfusión, se lo cargan". Y comunicamos a Jiménez Guinea nuestra oposición. Si no se le hubiera puesto seguiría vivo hoy. Jiménez Guinea y Garrido Arboleda estaban en la habitación contigua. Yo estaba junto a Manolete viendo la transfusión que el ayundante de Jiménez Guinea le realizaba con un cardi. Estando poniéndosela dijo Manolete: "No veo, me duelen los riñones, me muero" y murió.

Eran las 5.05 horas del 29 de agosto de 1947, y en Linares en ese preciso instante comenzó a llover intensamente.

(I) "Mis primeros encuentros con Álvaro Domecq", artículo de Benito Badrinas.

(II) Ante algunos comentarios hechos de refilón en determinados foros en el sentido de que este trabajo podía pertenecer al genero rosa, a la prensa del corazón, dígnisima y hecha por profesionales de primera línea, he decido eliminar en esta entrada todo lo que tenga que ver con Lupe Sino, que como ustedes comprenderán es el personaje clave de los hechos ocurrido en Linares. Lo siento por lo lectores a los que les privo de un pasaje fundamental, pero no me gusta que me toquen los 'costaos' ni mucho menos que vacilen con mi trabajo).

("Lección de anatomía", Rembrandt)

26 comentarios:

Noelia Jiménez dijo...

A pesar de mi edad y de mi profesión, aún no he visto un cadáver. Soy incapaz.

La condesa de Estraza dijo...

Noelia: pues yo también a mi edad, y soy mayor que tú un rato, hasta hace tres años no había visto ún cadáver y me preocupaba cómo iba a resultar el hecho de enfrentarme por primera vez a un cuerpo sin vida. Era una anciana con un gesto muy sereno, concretamente la condesa del Valle de Pendueles, y hubo un instante que me dejaron sola con ella de cuerpo presente en la capilla ardiente. Me levante, le acaricié la cara y sentí una tremenda paz, como recuerdo me queda el fresco olor a rosas de aquella sala.

Y ahora contestación a un tal COYOTE, antitaurino.
Acierta usted cuando dice que no le voy a editar su comentario, ¡estaría bueno! Por la sencilla razón de que este es un blog humanista y no animalista, de la cascara amarga, por lo tanto aquí no cabe el fofo apostolado de ustedes, franciscana postura de Asís, y no le permito que llame asesino a Manolete, mamarracho, COYOTE, que es usted un completo mamarracho.
Porque si Manolete fue un asesino, usted es un canibal, estúpido.

La condesa de Estraza

kaparra dijo...

Buenas tardes Señora Condesa,arratxaldeon,nada mandarla un saludo que tiempo hace que no veo un ordenata. Me pica la curiosidad por saber su parecer sobre Paz Vega con los Dolores Aguirres,sabe? me parece que esa moza tiene mas kojones que 28.
Saludos señora condesa.

Anónimo dijo...

qué pesaditos se ponen los antitaurinos...

hubo un tiempo, Sra Condesa, en que avergonzaba esta afición; repetía que me gustaban pero que me gustaría que no me gustasen...¡Qué estupidez! ¡Cuántos complejos estúpidos! No podía ser que un joven dirigente couunisya con voleta, barba, pendiente y aspectos cuidadamente descuicado se sintiese atraido por esta mundo....
Las cosas han cambiado y los compeljos han quedado atras...Es cierto que por mi profesión uso traje y corbata; la barba perfectamente (lo intento al menos) perfilada y el pelo corto...pero sigo siendo el mismo...

me gusta un buen vino, un buen ron, una buena comida, etce etc etc y los toros, ¡claro que sí! y a quien aun pregunta cómo es posible ultimamente (también hubo una época en que intanba razonar y resultaba imposible) le espeto: porque me sale de los cojones...Y ahí se acaba la conversación...¿Soez? Porbablementeo, pero ante una discusión que no va a ninguna parte, lo menos es zanjarla...

Precioso relato...

Mi abuelo sufrió una parada cardio respiratoria el día 29 (vaya telita), los médicos nos anunciaron lo peor...pero el´tío está hecho un roble, no quiere morirese y tras unos días en la UCi le han baja a planta


un saludo

Andrés de Cáceres

ludo dijo...

ole "la volée de bois vert" (asin como la paliza de palo verde) le ha dado al coyote de higado amarillo, señora condesa. "canibal" ! aun me estoy secando los ojos mojaos de tanta risa.

ludo

ps : a mi me interesaria mucho saber que paso con lupe que me parece un personaje fascinante (sè que su libro lo dice todo pero aqui no lo han exportado con los camiones que nos traen tomate. logico porque no se puede confundir un buen libro con el tomatero...los editores y los agricultores tienen un cierto sentido de lo que se llama verguenza, ellos)

ludo

Judas Iscariote dijo...

¿ Quién de los que estaba en el hospital estaba interesado en que Manolete muriera ?.
Me ha gustado la información sobre Alvaro Domecq y su afiliación religiosa. Jerez, cuna del pasado y apellidos ilustres y rancios.

Anónimo dijo...

Sra. Condesa, no se preocupe de los "antis" no son nadie. Miré hasta yo soy anti. Anti prohibiciones, anti el poder establecido, anti marrachos y sobre tod anti descerabros.
A sus pies
Salud
El Coronel
Pd. Andres, espero que tu abuelo siga tirando "palante". Ya sabes que no rezo, pero deseo que se restablezca totalmente.
Noelia yo vi el primer muerto a los 10 años mi hermano.

ludo dijo...

andres, camarada, que bien de leer tu prosa anti-complejos. lo veo similar.
y dile al roble que desde aqui le mandamos un puntal de los mas fuertes.
abrazo

ludo

Anónimo dijo...

Condesa, gracia por su magnífico relato.
Me ha encantado y si lo decide más adelante también entraría yo entraría en un debate,
en profundidad, sobre la figura del Manolete torero y su posterior influencia en el toreo hasta llegar a José Tomás.
Felicidades,
saludos

VENTEÑO

berrendita dijo...

Lo siento, Condesa, no puedo atenderla en estos momentos: estoy consolando a Lupe, que llora al otro lado de la puerta.

De siempre me gustó mucho el rosa. Y Manolete se acaba de morir, vestido de rosa palo y oro.

Un abrazo, en todos los costaos.

La condesa de Estraza dijo...

Kaparra: pues tanto a ti como a JCR -al Coronel no le daba por perdido- os andaba echando de menos desde hace unos días, sin preocuparme porque me hubierais abandonado, na, cosas de verano, pensaba.
De vuelta entre nosotros te cuento que yo soy una admiradora incondicional de Mari Paz, que da el morro y torea más y mejor que muchos hombres, llevando con ejemplar dignidad una carrera durísima en una profesión durísima, por el simple hecho de ser mujer.
Me preocupa, lógicamente, ese festejo zaragozano pero más le preocupará a ella, quiero ir a verla y aprovecharé para husmear por allí algún asunto que tengo pendiente.

Querido Andrés: eso nos ha pasado a todos en la juventud, el no asumir determinadas aficiones, sanas, porque en nuestro entorno están mal vistas. Pero la grandeza consiste en eso precisamente, en asumirlas con naturalidad y sacudirse los prejuicios cuanto antes como síntoma inequívoco de que maduramos.
Recio anciano tu señor abuelo, dale un beso de nuestra parte.

Ludo: que te puse el otro día la muleta desde la distancia de 'depezon' con eso de "Solo canto bien cuando la boca me sabe a sangre" y no pareces haberte coscado.
Lupe pusó tierra por medio y dejó los recuerdos atrás: se fue a vivir a México -otra peripecia- y allí se casó, pásmate, con un multimillonario que se llamaba Manuel Rodríguez. Pero la sombra de Manuel debió imponerse en la pareja y se divorciaron. Lupe volvió a Madrid y se instaló en un piso del Paseo de Rosales y allí apareció muerta el domingo 13 de septiembre de 1959, tenía cuarenta y dos años, mientras en la Monumental se lidiaba un novillo de nombre Islero.
Sí, fue una mujer fascinante.

Judas Iscariote, qué lujo de comentarista, "omá".
Judas, no creo que ninguno de los presentes en Linares desearan la muerte de Manolete, otra cosa es que, ocurrida, algunos se aprovecharan de ella con verdadera poca vergüenza.

Coronel, debió ser terrible aquella imagen de su hermano cuando usted contaba diez años, ¿le marcó?

VENTEÑO, este blog tiene jugosos proyectos editoriales para un futuro próximo. Vamos a dejar que pasemos el Rubicón de la feria de Salamanca, el barrigazo que va a suponer este año la de Zaragoza, televisada, y la de Otoño de Madrid. Entonces nos plantearemos un debate sobre Manolete y se estrenarán secciones como una entrevista en exclusiva para 'depezón'
-luego para nosotros-
con una serie de toreros que ya tengo decididos quienes van a ser.
Recordarles que si nos vamos a meter a analizar la figura del Monstruo y su influencia en el toreo, es conveniente repasarse a Chicuelo el Grande, que repito que fue el antecedente del que Manuel tomó el testigo, torero fundamental Chicuelo, y sin embargo olvidado por la repipi afición 'modelna'.

He aquí el descubrimiento, no para mí, de una pluma castellana que escribe como a ella le da la gana: Berrendida.
Conozco a muy pocos escritores que manejen el dificil territorio de las imágenes como esta periodista de Zamora, rey de la especialidad, Alfonso Navalón.
Berrendita, mira que imagen literaria del Bicho, mote que se le debe al abogado y diputado charro Alberto Estella, al que él llamaba don Esbelto.
Existe un personaje en el Madrid fetén, buen escritor y pintor que ejerció hace muchos años el periodismo en prensa de Salamanca, llamémosle X, que tiene fama de ser un guarro, vamos que no se lava desde que lo acristianaron, y sin embargo esta patena de hombre puso un bareto en una calle muy castiza del centro de la capital. Una mañana nos presentamos Alfonso y yo allí, desinfectados, y unos cuantos miércoles después salió diciendo Alfonso en la joya de su página charra que X tenía las solapa de su chaquetilla de camarero 'plastificadas de fideos'.
Grandeza de imagen, ¿no? ¿se puede escribir mejor?

KALIKATRES dijo...

Tengo una duda que Vd. aborda unicamente de pasada en el post respetada condesa, ¿el suero o sangre que pidio el Dr. Jimenez Guineaal hospital de Linares se uso o no se uso? ¿fue la que provoco el schock mortal a Manolete?.

Siempre se ha dicho y yo creia totalmente que era verdad que el Dr. Jimenez Guinea llego a Linares con un frasco o bolsa de suero de la II Guerra mundial que le facilitaron los medicos militares por orden de directa del Caudillo y que fue la causa al estar caducado de producirle un schock mortal.

¿Es cierto?.

De serlo no doy por implicito que el Caudillo estaba involucrado en la muerte del torero y muchisimo menos Jimenez Guinea, ambos actuaron con la mayor buena fe para salvarle la vida.

Pero son curiosas y despiertan curiosidad las diversas y hasta opuestas versiones de cosas que pasaron en tan pocas horas.

Para mi lo unico comprobable es la mejoria de Manolete pues aparce en la cama fumando,todo lo demas incluido lo que pregunta Judas Iscariote que tambien se ha oidio y aludiendo entre otros al numerario del Opus Dei pero sin explicar los morivos queda en una nebulosa.

KALIKATRES dijo...

La moza tiene cojones en anunciarse en la corrida de Dña. Doloores Aguirre, pero ¿cojones provinientes del valor o de la valentia inconsciente.?

Hasta la fecha no ha dmostrado si tiene conocimientos tecnicos y recursos para enfrentarse a una corrida de esta envergadura, que lo intente es de admirar pero que lo intente en Zaragoza sabiendo el tipo de deshecho de toros que compran alli una imprudencia, porque cuando Dña. Lola vende deshechos qu es lo que compran Zorita y sus puclicistas aficionados, no son los vulgares deshechos, son toros que no tienen salida por su exagerado trapio y edad, tipo del famoso novillo de Ceret que pesaba los 600 Kg., le pregunte a Dña. Dolores que con el trapio y la estampa que tenia porque lo lidiaba de novillo y me contesto que precisamente por esto, que con un año mas no hubiera entrado en ninguna corrida y su destino final hubiera sido la calle o el matadero y que preferia lidiarlo como se merecia de novillo. A señalar que resulto bravisimo y que el cartel de Ceret del proximo año tenia como tema principal una de las varas que tomo este novillo.

Los inmorales son quienes la han contratado sabiendo lo que hay y por lo que pagan, pero si pasa algo supongo que alguien les pedira cuentas. Yo por supuesto.

KALIKATRES dijo...

Tengo una duda que Vd. aborda unicamente de pasada en el post respetada condesa, ¿el suero o sangre que pidio el Dr. Jimenez Guinea al hospital de Linares se uso o no se uso? ¿fue la que provoco el schock mortal a Manolete?.

Siempre se ha dicho y yo creia totalmente que era verdad que el Dr. Jimenez Guinea llego a Linares con un frasco o bolsa de suero de la II Guerra mundial que le facilitaron los medicos militares por orden de directa del Caudillo y que fue la causa al estar caducado de producirle un schock mortal.

¿Es cierto?.

De serlo no doy por implicito que el Caudillo estaba involucrado en la muerte del torero y muchisimo menos Jimenez Guinea, ambos actuaron con la mayor buena fe para salvarle la vida.

Pero son curiosas y despiertan curiosidad las diversas y hasta opuestas versiones de cosas que pasaron en tan pocas horas.

Para mi lo unico comprobable es la mejoria de Manolete pues aparce en la cama fumando, todo lo demas incluido lo que pregunta Judas Iscariote que tambien se ha oidio y aludiendo entre otros al numerario del Opus Dei pero sin explicar los motivos queda en una nebulosa.

berrendita dijo...

Gracias, Condesa, por los elogios. Me ha emocionado la forma que tienes de leerme y te cuento por qué, sin pizca de vanidad, o con la justa.

Antes de conocerme, el Bicho leyó algo mío que anda aún enmarcado en alguna pared de El Albero y dijo : "ésta niña es una princesa de las letras". Es el mejor piropo que me han echado en la vida, y más viniendo de un republicano.

Después, alguna noche de enjudia, me ascendió incluso a reina. Pero todos sabemos que su trono queda vacante, que sigue viva su pluma de hiel y terciopelo.

Por lo demás, ya lo sabe: la quiero, la admiro. Y a Mari Paz también.

p.d. Nos vemos en unos días. :)

berrendita dijo...

p.d. Por cierto, Condesa. La imagen de la chaquetilla plastificada de fideos todavía hace que se me caigan las lágrimas de la risa mientras escribo.

¡Qué grande, por Dios!!

ludo dijo...

señora condesa, gracias por el regalo de la famosa frase que creo que la dijo la piriñaca y disculparme por haber dejao pasar este guiño , es que con mi vuelta al cole tengo la cabeza chunga no veas.
la piriñaca hace parte de mi walhalla flamenco. esa voz tan ronca. sude el cante jondo por todos sus poros. grande mujer.

si pasa por la bara del ciego hay tambien una cosita que no es redondita como lo queria porque me fallo el youtube pero hay un ramito de palabras que me vinieron pensando en su blog y su aficion al cante güeno.

un saludo

ludo

Jon dijo...

Condesa, esta serie sobre Manolete es de lo mejor que se ha visto en tiempo en la blogosfera taurina. Y aunque no he comentado casi nada (maldito sea) no me he perdido un capítulo. Enhorabuena.

Por cierto, mire su correo ;)

kaparra dijo...

Buenas tardes señora condesa,hara unos dias pase por los albujarros y ya me acorde ya de como pudo conseguirlo el Domek de marras. Decirla que han montado un circo que llaman a campo abierto,que quizas este guay el asunto,pero no se,no me motivo ver en lontanaza una movida tan fea. 15 o 20 euros cobran segun el dia. Les devimos de joder la tarde de caza pero que les den abekren.
Yo tambien quiero ir a ver a Mari Paz, a la moza y a Joselillo y como me engorile al Fundi tambien,pero sobre todo a los Aguirres. Haber si le engaño a la titi y me acompaña,aunque haya que pasar por el ikea.
Saludos mi señora condesa.

Anónimo dijo...

Desde México,
¿cual fue a su entender la cualidad máxima de Manolete?

Eternamente agradecidos, somos dos jóvenes aficionados hidrocálidos y nos interesa mucho la figura de Armilla, aunque entendemos que para usted como el Compadre no hay dos, ¿habla de él y de México en su libro?

ISMAEL Y PULIO,
HACIENDA SANTA PETRITA

Fernando dijo...

Este verano estuve en los toriles de la Plaza de Linares. Solo con mis pensamientos, recé por todos los que ya no están con nosotros, entre ellos Manuel. Quizá Canito sea de los pocos que aún vivan de los que estuvieron aquella tarde en la plaza. En la oscuridad de los toriles me impresinaron aquellas dos bocas de luz que presentían el redondel. El piso empedrado,... Me gustaría saber si sabe usted si los toriles se conservan como fueron en su día. Desconozco detalles concretos sobre la historia del coso de Linares. Gracias.

La condesa de Estraza dijo...

Vamos a ver, Kalikatres, en la agonía y muerte de Manolete existe una incognita que servidora, tras arduas jornadas de investigación, no ha podido despejar respecto al rollo del plasma que usted aborda.
Los hechos son los siguiente: documentación existe que dice que Álvaro Domecq, sin mala intención en este caso, manda pedir plasma a algún hospital cercano. Ese plasma podría haber pertenecido a una partida que procedente de Noruega llegó a España para ayudar a la catástrofe de Cádiz
-18.8.1947-
cuando los anarquistas volaron un polvorín en la capital andaluza, por todo lo alto, ya que su onda se sintió desde la costas occidentales de Portugal a Sevilla, explosión que dejó un semillero de muertos y heridos que fueron desplazados a los hospitales de las diferentes capitales andaluzas. Atentado terrorista que el régimen franquista 'vendió' como un accidente menor, desinformando, y que se llevó por delante gran parte de Cádiz asolando por completo el barrio de San Severiano.
Al mismo tiempo también se puede asegurar que Jiménez Guinea viajó desde Madrid a Linares, amén de con dos ayudantes, con una rudimentaria nevera que contenía sustancias de las cuales no se tienen referencias. Y efectivamente, como usted dice, facilitadas de urgencia por las autoridades del Régimen.
Lo prueba el hecho de que Gitanillo de Triana cuando sale al encuentro de Jiménez Guinea, lo encuentra en Valdepeñas, y se cuenta con testimonios escritos de que la expedición madrileña había parado allí precisamente para 'refrescar' aquellos fármacos.

Es decir, se cuenta con una versión que dice que en el Hospital Marqueses de Linares se dispone de determinada dosis de plasma procedente de Noruega y llegada de algún hospital cercano por sugerencia del Domecq, y también que Jiménez Guinea trajo su propio botiquín y pudo aplicarlo de urgencia.
Yo no sé, no hay datos, qué se le transfunció a Manolete, lo único que aporto es que, según toda la documentación, Manuel cae fulminado en cuanto el ayudante de Jiménez Guinea, sin escuchar la opinión del doctor Corzo y atendiendo las órdenes de su jefe de equipo, le mete en vena al torero algún tipo de compuesto que su cuerpo rechaza, y muere.

A los demás, disculpas, se me ha echado la hora encima y no puedo contestarles como quisiera, en cuanto regrese lo haré con mucho gusto.

La condesa de Estraza

berrendita dijo...

Condesa: ¿sabe usted que la muerte de Manolete sirvió para "tapar" el asunto del polvorín de mi Cái?

Por recomendación del Ministerio de Prensa, vía circular, a varios periódicos llegó la consigna de dejar de hablar de la tragedia de San Severiano y volcar las tintas en la muerte del cordobés de la triste figura. Que el pueblo llore a Manolete y deje de alimentar teorías de la conspiración.

Sin imaginarlo siquiera, fue el favor postrero del torero al régimen que tan bien supo aprovechar su gloria para extrapolarla a otros ruedos que nada tenían que ver ni con él ni con nosotros.

Un beso.

Anónimo dijo...

Sra. Condesa, como ya comenté a mi me interesa mucho la historia del Manolete politico, pues toda la vida llevo oyendo que era fascista amen de otras barbaridades que nunca he creido y despues de leer su libro, me parece de izquierdas. Estoy con un lio en la cabaeza, que no se que pensar.
A sus pies
Salud
El Coronel

KALIKATRES dijo...

Respetado Coronel de izquierdas nunca no me cabe ninguna duda, una cierta rebeldia no concretada sobre la presion de su entorno si, mi duda es si aceptaba al regimen, si simpatizaba con el, si formaba parte de el. Lo que es innegable es que el regimen lo utilizo con su connivencia y colaboracion o sin su connivencia.

Claro que por lo leido en la interesante serie de la Condesa de la Estraza, parece que toda la personalidad que derrochaba en el ruedo le faltaba fuera de el.

Raúl dijo...

Sí señora, CHICUELO, para mí es uno de los pilares de la tauromaquia actual. CHICUELO es el engarze entre Belmonte-Joselito y Manolote.

BELMONTE-JOSELITO-CHICUELO Y MANOLETE los 4 pilares fundamentales del toreo moderno.

Hablaremos de ello si usted no desea.Un saludo.