domingo, 27 de enero de 2008

El periodista con más poder de la historia



Por su interés, reproducimos un artículo aparecido en LA GACETA DE SALAMANCA el pasado miércoles 23 de enero, firmado por Carmen Esteban.

Aparecen los primeros soles primaverales en los Madriles y a mí es como si me colocaran todos los años por estas fecha un par de banderillas en el morrillo, de las de fogueo. Si a esta circunstancia le añadimos la de unas elecciones generales en puertas, ya es que muzo, sableada, cuando reparo en que mi dinero se destina a mantener a una serie de sujetos de muy dudosa catadura. Es este el principal motivo -el de estar zampando de mis impuestos- por el que siempre que he podido le he arreado un palo, cuando estaba arriba, al nefasto Fernando Fernández Román. Y no pensaba una volverle a tocar, del árbol caído no me mola hacer leña, pero como manejo información privilegiada, y contrastada, es mi deber hacer público los motivos por los cuales este funcionario fue cesado de RNE.
Quizás la carrera más meteórica que se recuerda en prensa de toros, un desconocido que llegó un día a la capital procedente de Valladolid y cuando nos quisimos dar cuenta era el periodista más poderoso de la historia del toreo. Dicen que debido a los muchos codazos dirigidos a los costados de varios compañeros de reconocida solvencia y a los cadáveres que iba dejando a su paso. No se las tengo contadas, pero en su momento de esplendor pudo acumular media docena de tribunas de peso, a la vez, entre ellas las de la radio y la televisión españolas más las pera en dulce de la Digital. Pues con la misma velocidad que subió ha caído, y aseguran que se le ve por ahí olvidado, ya sin pavonearse, pasando de él olímpicamente todos aquellos taurinos a los que protegió.
Al grano, en el verano de 2007 teníamos a Fernández Román, ya a la baja, en un huequito que la dirección del Ente le había dejado en R5. Sin apenas audiencia por entonces, pues resultaba insoportable rematar una jornada de domingo con semejantes homilías, predicadas en un lenguaje cifrado y taurinete, repipi, de un plasta total y sospechoso. Así, aunque yo no lo escuché pues hablo de oídas, en el Clarín de uno de los primeros domingos de agosto del año pasado soltó que se cerraba el programa por vacaciones, con la temporada, ya no en marcha, sino en ebullición.
Nunca encontraron los siglos mejor ocasión para que los directivos de la radio pública, aprovechando la coyuntura de las vacaciones de este señor, se cargaran de un plumazo todo lo referente a los toros en la emisora de Estado. Por fortuna la suerte estaba de nuestra parte, ya que una mujer, concretamente la jefa de programas, se acordó de que Adolfo Rodríguez Montesinos pertenecía a la plantilla de la Casa, había hecho toros en el pasado y muy bien hechos, y le pidió que echara una mano y se ocupara temporalmente del espacio para no dejar colgada a la afición en plena campaña. A todo esto, Rodríguez Montesinos andaba a su bola por otros micrófonos de Prado del Rey y, no sin pegas aunque consciente de su responsabilidad para con la Fiesta, decidió aceptar y seguir hacia adelante.
Lo gordo, lo indignante, lo denunciable para conocimiento del contribuyente, viene cuando un mes después la empresa estatal debe pagar la nómina a sus empleados, con nuestro dinero, insisto, y se comprueba que Román había intentado colar las dietas de la feria de Málaga, estando de vacaciones el tío en la Marbella malaya para ser exactos. Y a financiarle entre todos el veraneo a este hombres se ha dicho...y de ahí a la calle a ejercer su profesión de aparejador en el sector de la construcción, sólo fue un paso.
Por los mentideros del toro que antes fueron suyos, ahora es que lo despellejan. ¡Pobre! Aumentando, corrigiendo, metiendo más caña el personal, azuzando a una para que cuente el último rumor que corre acerca de su persona. Y es que dicen las lenguas de triple filo que en este momento se está currando la tecla del puesto taurino en la televisión autonómica de Castilla-La Mancha, vía su inquebrantable amistad con Jordi García Candau, lo que traería consigo el cese, o degradación profesional, de José Miguel Martín de Blas.
¿Quien mantiene la televisión de Castilla-La Mancha? ¿Los manchegos? ¿No? Pues que se preparen los manchegos para darle de comer a un gandul de semejante calaña. Hasta aquí las razones del cese de RNE de este nuevo rico, más un rumor de propina: objetivo Toledo. Que algo habrá, ya que en la gala de fin de año de la cadena del Candau allí teníamos en primera fila a Fernando Fernández Román sentado con importante compañía, codo con codo.

9 comentarios:

Noelia Jiménez dijo...

Tremendo. Y lo peor es que este tipo de actuaciones, como usted bien apunta, se mantengan con nuestros impuestos.

Espero que no se carguen a Martín de Blas. Me parece un gran profesional y, aunque lo conozco poco, una buena persona.

Un cordial saludo, condesa.

Anónimo dijo...

Enhorabuena, Camen,
que tienes deos ovarios...
y también felicito a La Gaceta,
que te permite
hacer este periodismo de valiente.

Profesional del toreo

Anónimo dijo...

La naúfraga de todos los mares,
Carameli,
la superviviente invencible.

MUCHOCAFRE

dealvaro dijo...

Buen pájaro está echo el palabrero. De todos modos, si entra en Castilla la Mancha y quitan a Paco Mora, le pago yo las dietas a Fefe.
El ascazo que me produce el tal Paco Mora es de los de libro. Recuerdo "cienes" de burradas aunque una de las que más me sobresaltó fue la que sigue:
En una de las corridas que "retransmitía" junto a Manolo Amador, uno de los diestros propina al toro un tremendo bajonazo y éste cae rendido. Manolo Amador lo critica con toda la razón y Paco Mora lo desautoriza aseverando "Manolo, qué más da, todo es toro. Lo importante es que lo ha matao".

P'a mear y no echar gota.

Rober dijo...

De verdad que Paco Mora es lo peor que he oído yo retransmitiendo toros, que ya es decir... y encima quiere hacer pasar lo burdo por buen toreo...

Anónimo dijo...

Noelia, aunque hace mucho que no sé nada de él y no le sigo la pista a su trabajo últimamente, yo también espero y deseo que no se carguen a Martín de Blas.

Merece usted un post para sí mismo, Profesional del toreo, pues me imagino que detrás de su nick no se encontrará Enrique Ponce, sino que pienso que estamos ante un profesional al que el taurinero tiene achantado, y no puede firmar con su verdadero nombre. ¿Un dannificado de Fernández Román?

Rober y dealvaro, no puedo opinar acerca del tal Paco Mora, medio en el que este personaje pone un pie, medio que me veto y no vuelvo a consumir hasta que no desaparece. Así llevo algo más de veinte años, desde que le leí un trabajo vomitivo publicado en "Interviú"

La condesa de Estraza dijo...

Ni que decir tiene que el comentario anterior, como respuesta, me pertenece.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Pues vaya novedad que nos cuenta si eso está a la orden del día.

Joscenko

Anónimo dijo...

FERNANDO FERNÁNDEZ ROMÁN HA SIDO, ES, Y SIEMPRE SERÁ EL MÁS GRANDE PERIODISTA TAURINO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA.NADIE NI A AÑOS LUZ NOS HA PODIDO TRANSMITIR UN AMOR,RESPETO Y ADMIRACIÓN POR EL MUNDO DE LOS TOROS COMO ÉL. ES DE ENORME LÁSTIMA QUE LA DICTADURA POLÍTICA EN LA QUE VIVIMOS HAYA DEJADO SIN TRABAJO AL MÁS TALENTOSO DE TODOS LOS PERIODISTAS TAURINOS ESPAÑOLES.JAMÁS NADIE SUPO INCULCAR COMO FERNANDO LOS SUBLIMES VALORES CULTURALES DE LA TAUROMAQUIA Y NUNCA NADIE PODRÁ LLEVAR LA EXCELSA BELLEZA DE NUESTRA FIESTA NACIONAL AL CORAZÓN DE LOS AFICIONADOS COMO ÉL SUPO HACERLO.¡TE ECHAMOS MUCHÍSIMO EN FALTA!.¡LARGA VIDA A LOS ESPAÑOLES QUE COMO FERNANDO AMAN LA IDIOSINCRASIA DE SU PAÍS EN UNA ETAPA EN LA QUE LA COBARDÍA HUMANA SE AVERGUENZA DE SEMEJANTES VALORES!¡UN FUERTE ABRAZO FERNANDO DE UN AFICIONADO QUE CRECIÓ DISFRUTANDO CON LA BELLEZA DE TUS RETRANSMISIONES Y CÁLIDOS COMENTARIOS!