jueves, 29 de junio de 2017

Delincuentes


 ¿Ven esos tendidos llenos hasta la bandera en sitio tan inhóspito para todo lo relacionado con el toreo?
Pues Baleares, plaza de Mallorca, arenas de Muro, Coliseo Balear en Palma, isla torera hasta hace poco -adiós coso de Felanix- y un lugar en el que una serie de profesionales de los que algunos de ellos va sacando pecho por esos ruedos, le han pegado una puñalada a la Fiesta de tal calibre cuando la Fiesta está más débil que nunca, y ni se inmutan.
Eso, sí, tenemos un hashtag para que todos podamos decir gilipolleces y lavar nuestras conciencias de asquerosos cómplices cara al internet, y algunos picando, y cuando llegue San Fermín todo olvidado, y los delincuentes de Muro campando a sus anchas mientras por la herida del puñalón se le va sangre a chorros al tesoro incalculable de la Tauromaquia. 

Texto y foto de Lorenzo Cuello
De imprescindible lectura, recomendable visita para los aficionados ajenos a las redes:
 pinchen aquí.
Nota para nuevos lectores de esta entrada a las 23.55h del 2 de julio: por quejas del autor de la fotografía con la que ilustraba el texto, esta ha sido eliminada y el encabezamiento del mismo deja de tener sentido.

9 comentarios:

La condesa de Estraza dijo...

Soy yo en contestación a un espontaneo, pero vamos a ver, "fonito", o estamos locos, ¿qué sentido tiene el hashtag al que se refiere, con esa rotunda primera palabra en el enunciado, tras lo perpetrado en Muro? ¿Conoce usted la tradición taurina de las Islas Baleares?
¿Nos tienen por tontos?
No, no doy el nombre porque no quiero, ¿pasa algo?

La condesa de Estraza

Bebe Chico dijo...

Carísima Condesa. He encontrado, brujuleando por el ABC, una remembranza de los viejos bares de Serrano. Me llama la atención la firma del artículo en el que se habla de angulas y ginnfizz: J.L. Pendueles. Me gustaría hacérselo llegar, pero no sé dónde. Quedo a sus pies. JRM.

La condesa de Estraza dijo...

No puede ser otro que él, JRM, usuario fijo y devoto en aquellos tiempos del ginnfizz y de la caminera, combinado cuyo nombre homenajea a Paco Camino. La historia de los viejos bares de Serrano la tenía entera metida en la cabeza con batallas que me relataba digna de una película, pura literatura, que contadas por él, que era un excelente narrador, me dejaban embelesada y sesentera total.
No sé qué decirle sobre la forma de envío, le doy a escoger, caballero, tengo correo mail y domicilio fijo donde podría recibir el artículo que usted me ofrece tan gentil a través del correo postal.
Encantada de recibirle, muchas gracias por su visita y enhorabuena por su blog.

La condesa de Estraza

Lorenzo Cuello dijo...

Soy Lorenzo Cuello. Ruego rectifique autoría de esas palabras QUE NO SON MÍAS, y retire una fotografía tomada por mi y que ha utilizado sin mi permiso.


Usted hable y critique lo que desee, pero no atribuya como mías un texto que yo no he escrito.

Lorenzo Cuello dijo...

Aclare la autoría de su texto y retire la foto tomada por mi

La condesa de Estraza dijo...

Señor Cuello:
No entiendo nada, ¿a que palabras se refiere en su primer comentario? ¿Qué es lo que debo rectificar?
En cuanto a la retirada de la foto de la que dice ser autor y que traje de la página de La Orson, no se preocupe, descuide, en este momento procedo a retirarla.
Mis disculpas, si le he molestado, y un cordial saludo

La condesa de Estraza

La condesa de Estraza dijo...

No quiero chanza, y menos con chiquillos, este muchacho, L. Cuello, que es tuitero, se conoce que hizo una fotografía, nada del otro jueves pero era informativa, de los tendidos de la plaza de Muro el día del pitote balear, se publicó aquí copiada de la página de La Orson, y ha pedido que se retire.
Por lo demás, a mí me molesta muy poco el tono del chaval, me hace gracia el joven abonguindi hablando como si estuviera informando en el Supremo.

La condesa de Estraza

bragaomeano dijo...

Ja,ja,ja. Es lo que pasa con los jóvenes aficionados, acaban de llegar y se creen Corrochano.

La condesa de Estraza dijo...

Tienes toda la razón, Bragao, en lo de los jóvenes aficionados de hoy día y aquí se viene dando la matraca con el tema, y a mí me apena, es una generación de aficionados que no han oído hablar a sus mayores dando lecciones imprescindible que otros recibimos, porque los jóvenes aficionados sólo hablan entre ellos, y tópicos y vaguedades, y forman unos pollos entre unos con otros en defensa de bobadas demasiado tiernas -solomillo puro- para las mandíbulas feroces de los felinos del toro. Son dos generaciones de aficionados venteños que no se conocen, ni los viejos a los jóvenes ni los jóvenes a los viejos, en una brecha que traerá consecuencias malas cara al futuro.
Mira, en las alturas de sombra, ahora que el 7 es un tendido juvenil, quedan verdaderos sabios camino de cumplir el siglo de vida a los que todavía se les pone la antena, pongo por testigo a Valentín Azcune que hasta hará dos temporadas nosotros compartíamos localidad con el señor Pedro, grada del 4 hacia la parte del 3, al que se le recuerda con mucho cariño, que vió toros en la plaza vieja de Madrid.

La condesa de Estraza