viernes, 5 de abril de 2013

En mi recuerdo


Hoy, 5 de abril, hubiera cumplido ochenta años de edad Alfonso Navalón, un charro lígrimo, sin lidia posible, el ser menos musical de la tierra, pero por mucho que lo negara le sonaba algo dentro y moría con lo del "Corazón partío" de Alejandro Sanz.
Juan Luis Guerra le flipaba, ¡a ver!, y esta era su canción preferida, que en el "Musical" salmantino hasta se marcó la pieza con alguna valiente, a lo 'arrimao', soportando la guasa de los señoritos profesionales de la barra del campo charro, reales y aficionados, reprimidos todos, en veladas inolvidables cuando los periodistas de aquellas ferias irrepetibles dejábamos las páginas cerradas, misión cumplida, y nos dábamos al baile hasta que nos daban las del alba en casa de la Mara.
Alfonso: todos los día me acuerdo de ti, de ti y de Manolete, del que fuiste detractor -todos los días-  pero os uno a los dos en mi recuerdo y cómo será la cosa que os llevo juntos en mi pensamiento, inseparables, y hasta a veces os imagino uno frente al otro y yo danzando por vuestros alrededores.
Qué diferente sería todo si estuvieras vivo, Alfonso Navalón.

10 comentarios:

malagueto dijo...

¡¡ Ochenta años !! Diré la manida frase de "cómo pasa el tiempo".
Persona que nunca me dejó indiferente, o lo elogiaba o lo criticaba con dureza.
Para mi fue importante en el mundo del toro, otros pensaran lo contrario.

Saludos

La condesa de Estraza dijo...

Gracias, Malagueto, especialísimas, puede creerme si le digo que se me estaba partiendo el corazón al ver la sección de comentarios vacía hablando de Alfonso Navalón.
Nada, ni una mención siquiera en otros espacios de la red a mi brindis (claro, se trata de mí, jijí) al mejor cronista de toros los todos los tiempos pues, para los que se echen las manos a la cabeza con semejante afirmación mía, nadie de todos sus colegas conoció el toro como él, ni uno toreó con tanta gracia y con tanta pureza algunos "pepes" en plazas públicas, y luego como escritor tuvo tanta calidad como
el primero.
Efectivamente, Alfonso fue una persona que a nadie dejó indiferente, esa extraña cualidad de nacimiento propia de los seres distintos.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Hubiera sido muy interesante que Navalón siguiera con nosotros, me pregunto qué hubiera dicho de la prostitución actual que padecemos en el mundo de los toros.

El 5 de Abril también es un día especial para mí porque es el cumpleaños de mi señor padre. Al final voy a tener que creer en esto de la astrología porque me da a mí que no se debían diferenciar mucho los dos, mi padre y Alfonso Navalón. Carácter y temperamento a raudales.

Saludos Condesa
Riofrío

La condesa de Estraza dijo...

Ole los hombres, Riofrío te veo por aquí y es que me entra un subidón que te rilas.
Un Aries típico Alfonso, de Marte, que le rige, marciano y guerrero, como mi señora madre que los cumplió ayer, y muchas felicitades al batusel tuyo de parte de toda la audiencia de este blog: chichín.

La condesa de Estraza

Ah, si Alfonso viviera todo sería diferente y el porcentaje de piantes sin saber a tocino aunque los unten, sería testimonial porque los paraba en seco.
Luego los profesionales estarían también de otra manera, Alfonso conocía como nadie los entresijos del toreo y gozaba de los suficientes pergolatos como para contarlo en los periódicos, formando cada pelotera que en los anales las tenemos. Mucho ojo con Navalón suelto en estos momentos, daría una mano por tenerle aquí, pues debes saber, y digo debes saber dada tu edad, que el inolvidable cronista salmantino puso en figura máxima a dos matadores de toros -labor magnífica de los mantanchines aparte- con sólo una cronica.
Cómo sería su poderío.

La condesa de Estraza

berrendita dijo...

Anoche, pasadas las doce, mi primer pensamiento fue para el MAESTRO. Y pensé también en ti, Condesa. Sabía que aquí, en este rincón, no faltaría una felicitación por su cumpleaños, de nuevo cinco de abril, de nuevo en la memoria, en el recuerdo. Siempre. Porque él vive en todos los rincones de tu alma.

Nadie antes, nadie después. Grande, Alfonso Navalón.

E.Pérez dijo...

Nos hemos acordado unos cuantos de él. No lo dudes.
Besos.
Elena.
(Por cierto, ¿alguien sabe qué ha pasado con su página?)

La condesa de Estraza dijo...

Siempre las mujeres dando la cara, siempre con respuesta, siempre al frente, qué vergüenza, señores, me dan algunos. Berrendi y Elena Pérez, que a las primeras que he echado de menos esta mañana ha sido a las dos navaloneras más reconocidas del orbe y me ha soplado un golpe de tristeza como un piano, ya con vosotras aquí, un recuerdo.
Gracias, guapas, cierro el aparato y salgo a esos caminos madrileños a estirar las piernas, hasta la noche si Dios quiere que volveré por aquí pues tengo un asunto pendiente con Ana, bs, rubia.

La condesa de Estraza

La condesa de Estraza dijo...

Berrendi: ni cuenta me había dado de lo que me dices del lanzamiento -(en)- pero todo estará arreglado en breve, perdona.
Para las dos, Ana y Elena, si acaso volvéis a pasar por aquí: voy a dejar en vuestros blogs un comentario, PARA NO PUBLICAR, en el que os daré mi nueva dirección mail pues ya he dicho por activa y por pasiva que estoy intentando recuperar la agenda tras la pérdida de mis señas de toda la vida, así que volvemos a estar en contactos tan ricamente.
Bs, guapas.

La condesa de Estraza

Unknown dijo...

Viaje a los toros del sol fue el primer libro de toros que me lei en mi vida. Aquel libro y muchas tardes poniendo la oreja a sus conversaciones con dJLSG tratando de aprender, tuvieron la culpa de que me volviese loco con este mundo, el mas bonito... Preciosa entrada Condesa,

Un abrazo

Angel

La condesa de Estraza dijo...

Coño, Ángel, torero, y torero de ojos verdes que ni los del señor Cagancho, qué alegría más grande verte por estos territorios, matador.
Gracias por tu visita y tu comentario, gracias por todo siempre, besos miles a tu gente.

La condesa de Estraza