domingo, 15 de junio de 2008

Dedicado a Papecarlos

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿No me digas que el conde no ha aplaudido en el Aniversario?
Si no lo ha hecho será porque no haya querido porque algún motivo le habrá dado más de uno, digo yo.
Saludos Condesa.

JCR

El Jaco dijo...

Este Forges siempre dando en el clavo.

Anónimo dijo...

Querida Condesa, si el conde no aplude, esque algo tiene en sus manos que se lo impiden.
Quizas, ya le hna retirado el saludo algunos personajillos del desolladero.
A sus pies
Salud
El Coronel

Kalikatres dijo...

Estimada Condesa cuenta Vd, con mi apoyo incomdicional y tambien a su estrategia, pero no cree que es hora de empezar a disparar aunque sea sal, porque de tanto apuntar la credibilidad se diluye, y le hablo por experiencia y hasta por censuras gustosas por el mal gusto en mi blog.

Haga lo que haga seguira contando con mi total apoyo y confianza.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

JCR: Pepecarlos es de esos aficionados que nunca aplaude a un torero. Jamás he visto a este hombre reconocer los méritos de otros hombres. Sí, se pone como loca cuando arrastran a determinados toros y es de los que inician desde su delantera de la andanada de 8 las palmas de tango, que no por tango, puesto que es arrítmico. Pertenece a la escuela de los aficionados circunspectos, esos aficionados que consideran que aplaudir a un torero no es de entendidos. Lo que no sé es si su falta de reconocimiento a alguien que se juega la vida con limpieza se debe a una carencia de sensibilidad a la hora de emocionarse, luego estaríamos ante un ser vivo como una piedra, o bien se trataría de que sí, tiene capacidad de emocionarse pero no expresa la emoción, lo que me lleva a pensar que estamos ante un reprimido.

Coronel: no entiendo lo que puede tener en sus manos el tal Pepecarlos para que le impida aplaudir.
En cuanto a lo del desolladero, tengo pensado escribir un post acerca de cómo está siendo encajada la línea de este blog por los aficionados venteños. Adelanto, tengo testigos, que la cantidad de toreros que pasan por aquí, que estan empapados del conté es importante y que Pepecarlos es en este momento un personaje muy popular entre las cuadrillas. Hasta me azuzan algunos para que cuente más cosas y no deje pasar tanto tiempo entre post y post, uno de ellos mi admirado J.C., al que le mando un abrazo muy fuerte desde aquí.

Kalikatres: la credibilidad nunca se pierde mientras se diga la verdad.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

JCR: Pepecarlos es de esos aficionados que nunca aplaude a un torero. Jamás le he visto a este hombre reconocer los mérito de otros hombres, sí se pone como loca cuando arrastran a determinados toros y es de los que inician desde su delantera de la andanada de 8 las palmas de tango, que no por tango, porque es arrítmico. Pertenece a la escuela de los aficionados circunspectos, esos aficionados que consideran que aplaudir a un torero no es de entendidos. Lo que no sé es si su falta de reconocimiento a alguien que se juega la vida con limpieza se debe a una carencia de sensibilidad a la hora de emocionarse, luego estaríamos ante un ser vivopiedra, o bien se trataría de que sí, tiene capacidad de emocionarse pero no lo expresa, lo que me lleva a pensar que estamos ante un reprimido.

Coronel: no entiendo lo que puede tener en sus manos el tal Pepecarlos para que le impida aplaudir.
En cuanto a lo del desolladero, tengo pensado escribir un post acerca de como está siendo encajada la línea de este blog entre los aficionados venteños que frecuento. Adelanto, tengo testigo, que la cantidad de toreros que pasan por aquí y que estan empapados del conté es importante y que Pepecarlos es en este momento un personaje muy popular entre las cuadrillas. Hasta me azuzan algunos para que cuente más cosas y no deje pasar tanto tiempo entre post y post, uno de ellos J.C. al que le mando un abrazo muy fuerte desde aquí.

Kalikatres: la credibilidad nunca se pierde mientras se diga la verdad.

La condesa de Estraza

KALIKATRES dijo...

Y eso de que no aplaude no sera debido a que no es muy bien visto en la aristocracia, el Rey populachero el se parte las manos cuando algo le gusta, la Infanta tambien popuilachera mas, pero la rancia aristocracia a lo maximo que llega y en la opera es a simular que golpea el dorso de una mano sobre en anverso de la otra sin que lleguen a entrar en contacto, ha esto le llaman glamour. Quiza no puede olvidar su educacion que lo ha llevado a donde le ha llevado, recadero en vespino, progre que se disfraza de Clint Eastwood el sabra porque jugada de su subconsciente, pero en el fondo no puede olvidar que aplaudir es cosa de la plebe.

Las palmas de tango es diferente, en su educacion le enseñaron que hay que castigar al siervo cuando no te complace, y hasta quiza el derecho de pernada vaya Vd. a saber, y como a la supuesta clase inferior pertencen ganaderos y toreros pues ahi si puede tocar palmas desacompasadas de tango, no se digo yo que es un explicacion pausible.

Por cierto ser arritmico no es una exclusiva de la nobleza, yo siervo de la gleba tambien tengo la desgracia de serlo, eso que seguro no goce como el conde de clases de solfeo y piano en mi niñez, si hubiera tenido la oportunidad igual seria capaz de seguir unas bulerias, el teniendola no.

Anónimo dijo...

Kalikatres: pues me han dicho que la Elefanta, tras lo de Mari Chanar, tiene un subidón tomatóxico que no se tiene en pie la pobrecita. Vivir para ver, lo del trono y la Nobleza ya no hay quien lo arregle, loca esta mujer, me largan, por un torero republicano, y es que a esta gente de corona e históricamente muy viciosa,le gusta lo bueno y, sobre todo, aquello que saben que nunca jamás podrán conseguir.
¡VIVA LA REPÚBLICA!
Otra cosa, pues pone usted el dedo en la llaga con una precisión milimétrica, el loquitonto del conde se nos presentó a la plaza a principios de temporada con sombrero de ala vuelta y un abrigo negro hasta los pies
-ridículo, no tiene talla en centímetros y parecía una seta-
al más puro estilo Clint Eastwood en su ya legendario personaje popularizado en espaguetiwenster. Una amiga mía de la andanada, que es una cachonda y que nos conoce muy bien ambos, al verle atribuyó el disfraz, jeje, a un mensaje subliminal de este galdosiano Juanito Santa Cruz dirigido a mi paciente persona. Ambos, mi amiga y el Pepecarlos, saben el tirón que me produce el actor americano al que pretende emular
-el último grande de una generación de grandes-
y confieso que envidio con todas mis femeninas fuerzas a Dina Ruiz.
¿También es usted arritmico? Pues estamos 'arreglaos', aunque pensándolo lo bien tampoco debe ser tan importante, pues ahí tenemos a la trepa de Alaska dedicándose a la música con éxito, y no es capaz de llevar el más simple compás ni a tiros.

La condesa de Estraza