jueves, 12 de junio de 2008

Pepecarlos el Vetador

Son todos los años estos días de mediados de junio muy placenteros para mí. Oscurece tarde, largos son estos días que me tomo como una novedad muy agradable pues desde hace algo así como mes y medio o más, no conozco otra luz de anochecida que la venteña.
Salgo, entro, subo, bajo, comienzan a prolongarse hasta alta horas las veladas en las terrazas de los bares de la plaza y estoy tranquila, el reencuentro con la vida cotidiana trae consigo un tiempo de concordia.
Hasta tal punto callejeo a todas horas sin otro plan que el de fundirme con el paisaje urbano y emigrante del centro de Madrid, que había decidido darle un respirito a Pepecarlos y pasar un poco de él.
Nada, ni eso, no logro encontrar el descanso desde el fatídico instante en que conocí a este tipo de la foto con esa cara de amargura, y aquí me tienen de nuevo dispuesta a pegarle otro zarpazo. Lo hechos se empecinan, todas las señales me indican que de respirito nada, qué cosas, no se puede una descuidar.

El pasado domingo me piré con Rosa Jiménez Cano a meter la nariz en la corrida de Beneficencia de Ávila conociendo de antemano más o menos la tostada, y tanto nuestra compañera de El País como la que firma dimos cuenta en nuestros respectivos blogs, denunciando, lo que allí vimos y lo que vimos fue una becerrada de Valdefresno afeitada (presuntamente).
Eso por un lado,
por otro, como todos ustedes saben un rimbombante grupo de aficionados pretendieron reformar ellos solitos y sin contar con nadie la suerte de varas y se estrellaron en el empeño.
Pepecarlos como director de orquesta y
cuyo órgano de información es otro blog, el blog del Manifiesto por más señas conocido, que no es por nada pero huele a cadáver a la legua.
Órgano de información, relativamente, que estaría dirigido para que todos aquellas asociaciones de aficionados o individuos que se adhirieron en su momento, se enteraran de todo lo que pudiera afectar a la postura de lo que suscribieron.
Pues he aquí que, publicado el atraco cometido en Ávila para más inri por la autoridad, las íntegras personas encargadas de todo lo relacionado con el parapléjico y acomplejado asunto del Manifiesto, dan cuenta y enlazan el blog de Rosa para que sus usuarios se enteren de lo ocurrido, y ocultan el mío que no deja de dar alguna pincelada diferente.

Chsss, que de envidia por mi parte nada de nada, que yo no rivalizo ni compito con nadie aquí y de mí pueden decir si les place que maté a Monelete, que les recuerdo que este espacio no tiene otro fin que el de poner en su sitio a un sujeto más falso que una escopeta de feria y todo lo demás relacionado con el cuerno pocho es que me la refanfinfla.
Pero como el sujeto falso como una escopeta de feria es el que maneja el cotarro y el que mangonea lo del II Encuentro y sus derivados, y sus secuaces se limitan a obedecer como corderos, estos señores vienen ninguneando mi trabajo seguramente con intención de herir a la encabronada titular.
Señores que yo no sé quienes son ni conozco de nada ni jamás les he faltado. Pero alguien una vez me comunicó que desde la presentación del bodrio en Madrid mi nombre esta proscrito, como se demuestra, y además ese alguien me facilitó la identidad del brazo ejecutor de las ordinarias sugerencias del Pepecarlos, identidad que no voy a hacer pública por ahora.

Me parece muy bien todo el coté, eso me da categoría y grandeza, pero lo grave reside en que dejan de atender las obligaciones de informar debidamente a sus lectores y simpatizantes, cientos, de los que se podría pensar que a día de hoy no le hacen ni puto caso a todo aquel grandilocuente Manifiesto, que tampoco se trata del Manifiesto Surrealista que partió las vanguardias europeas a principios del siglo pasado en dos mitades.

Van 'daos', pero si el tema es que huele a cadáver que atufa, así que lo que únicamente se pretende con este post es decir que me he enterado del nuevo veto, que me ha sentado de cine, y que me han dado la oportunidad de arrearle otro cachiporrazo a Pepecarlos apoyada en las burdas razones que sus machaquillas me ofrecen.
Y es que estos novatos de la vida y sus recovecos existenciales me están poniendo el asunto en bandeja, Dios les guíe y que sigan por el mismo camino. Pues como no es la primera vez que el coletilla coronado sugiere que mi nombre (y no a título personal sino como representante de un colectivo) sea tachado allí donde debería figurar por justicia, me revelo. Así, lo único que me mueve a escribir, aprovechando que se me ponen a webvo, es hacérselo saber a todos aquellos que sigan interesados en conocer alguna novedad acerca de la catadura moral de este inefable conde.

Porque cuando aquí se habla de Pepecarlos, me estoy refiriendo al excelentísimo señor don José Carlos Fernández-Villaverde y de Silva, conde de Estradas.

(Foto: Asociación el Toro de Madrid)

20 comentarios:

ludo dijo...

para darle animo, lo de siempre.
un cante grande : el fandango gitano.
un artista que le pone pelos de gozada : jose monge cruz
y la letra adecuada 'espero) :

"Que te lo digo por tu bien
torres más altas cayeron
porque tú tengas dinero
no me trates tú con el pie
porque eso no es de caballeros."

y de jose tomas.
sin ser tomasistematico me quedo con unos trincherazos hondos como la garganta de borrico y una serie al natural de borrachera total.

un saludo amistoso

ludo

KALIKATRES dijo...

Admirada Condesa una pregunta sin animo de molestar ¿que paso ahi?, porque he oido campanas, pero solo eso. Todo mi respeto si quiere mantener el suspense, si no fuera por su belleza interior y exterior le diria que se parece a Alfred Hichcok, me parece que he escrito el
apellido de D. Alfredo como las huevas, y mire que admiro a ambos.

kaparra dijo...

Buenos dias señora condesa,no se que pensar,me da que se esta abujarrando,que importa un enlace mas o un enlace menos. Respecto al famoso, lo siguo viendo mayor mayor.

Un saludo y ya sabe,batxata y anarkia.

Noelia Jiménez dijo...

Ole, ole y ole. Condesa, la he tenido a usted muy abandonada y me fustigaré por ello, pero creo que vuelvo a mis buenos hábitos, que recupero con la sonrisa puesta al comprobar -sin sorpresa por mi parte- que sigue teniendo usted dos ovarios muy, pero que muy bien puestos.

Besazos.

KALIKATRES dijo...

Sra. Condesa mis mas calurosas felicitaciones por estar vetada por esta gente, prueba mayor de su coherencia y honradez no podría haber, que el pomposo Manifiesto nació muerto es una evidencia, que intentaron resucitarlo por intereses clarísimos en Zaragoza es otra y que también nació muerto no lo puede dudar nadie, lo que no debemos permitir es que tan desgraciados intentos de manipulación caigan en el olvido para que los resuciten cuando les haga falta una excusa para servir a sus intereses, en Zaragoza echar una mano a los esclavos de Zorita.

Hay que recordárselo constantemente, restregárselo por la cara y mas todavía al responsable del mismo es quien presidía la mesa que no es otro que Pepe Carlos.

De Rosa aunque le den paso libre no tengo ninguna duda que mantiene su honradez e independencia, pero como cuando intentaron borrarla del mapa de la información taurina, y en el intento el sicario fue Pepe Carlos y la cabeza pensante todos sabemos quien fue y no pudieron, optaron por integrarla pues temieron su reacción, con la carrera que lleva Rosa hace bien en dejarse querer cuando este arriba ya podrá sacar la Katana cantarles la cuarenta y si le apetece vengar afrentas que ha sufrido como todos los que no quieren someterse a los intereses del Lobby.

Dejando al margen su situación personal con el Conde que justifica cualquier ataque por su parte y Vd. es quien debe decidir el tempo de los mismos, creo que es la cabeza visible, pero no la pensante, como tiene antecedentes de haber actuado de sicario no lo veo yo ahora manejando sicarios, si siendo el sicario mayor que pone la cara y da las directrices a los demás ejecutores, pero el verdadero cerebro/s son otros. ¿Coincide conmigo?

Anónimo dijo...

Amigos: antes de contestar a uno por uno de ustedes, les informo que la batería de anónimos recibidos como comentarios a este post suman la media docena y contienen insultos a mi persona para todos los gustos. Lo digo porque si acaso Pepecarlos no está detrás de alguno de ellos, no me explico qué pinta nadie, por su cuenta, sacándole las castañas del fuego a este loquitonto.
Por cierto, uno de los comunicantes sabe mucho, sabe algo que sólo deberíamos saber él y yo, luego el condemooor se ha ido de la lengua, ¿chota a la vista?

Al grano, que he estado unos minutos pensando en darle entrada a los anónimos o no darle, para al final decidir suprimirlos. No por nada, que a mí me entra por un oído y me sale por otro que me pongan a parir los valientes desde el anonimato, simplemente no los he editado porque estoy muy cansada y me da una pereza enorme responderles como se merecen.

Luego también me he cepillado dos que han entrado con su correspondiente nick. Uno lo firma un tal Severo, que además de severo es burro, pues no entiende este gorrino que un blog personal está para contar lo que su titular desee sin tener por ello que permitir a nadie que incordie en un dominio particular.
Insiste el majadero que el contenido de este espacio es la respuesta de una mujer despechada (lugar común muy recurrente como sabemos todas cuando alguna de nosotras ha levantado la voz),
que podría ser el caso y en mi derecho estaría, pero no lo es.
No soy una mujer despechada, tonto del culo, soy, fui, una mujer humillada y víctima de una traición perpetrada por un traidor de reconocida fama que va de leal, al que me he propuesto desenmascarar ante toda la afición de la plaza de Madrid, que le tuvo antaño por un señor.
Venganza, lo mío es venganza, Severo y burro, venganza pura y dura, y no le dé más vueltas ni vuelva por aquí, ande, pase de nosotros que lo llevamos muy bien sin la compañía de asnos.
Otra cosa, ¿es usted médico? En caso afirmativo no es este el lugar más indicado para que nos facilite un diagnóstico,
en caso negativo y como usted se refiere a la presunta enfermedad de una tercera persona, ¿no les da a ustedes verguenza jugar de esa manera con la salud ajena?
Enfermo ese señor, ja, ya quisiera más de un zote gozar de la mitad de lucidez que el valiente caballero, al que se refiere, demuestra poseer.
No vuelva por aquí, repito, ande, vaya a enredar entre su camarilla de reconocidas comadres, mongolo.

Además ha reaparecido mi corrector ortográfico particular bajo el seudónimo de Segurata. Sí, ese que me llama señora por mi edad y no por mi estado civil.
Qué tipo tan 'pesao', ¿por qué no me dejara por imposible?
Si yo no me meto con nadie, ni insulto, ni busco bronca, yo lo único que pretendo es contar una experiencia que viví a todos aquellos que deseen conocerla, mientras logro que llegue el día que Pepecarlos no sepa en que rincón venteño meterse, y yo de paso logre con ello la dicha completa.

Que, por cierto, ya circula el conde escondido. ¡Con lo que le gusta taurinear!, sí, le chifla, hasta se metió una vez en casa de José Tomás y todo, uf, qué punto,
ya les contaré ese episodio, van a flipar.
Por los terrenos de sombra no ha vuelto a aparecer y se pregunta la creme de creme por su destino en lo universal. Terrenos caros que son los suyos naturales, o sea, los que van pasillo adentro, bajo, desde la puerta grande hasta el desolladero. Y es que en otra época no se perdía detalle cotilleando con unos
y con otros,
(siempre en su papel de doble cara, pancartero y señorito),
saludando y sonriendo a profesionales del toro a troche y moche, haciéndosele la boca agua si acaso se encontraba con una figura representativa de cualquiera de los sectores de la Fiesta.
Lo sabe todo el mundo, todos los que nos movemos por la zona lo vimos, y a mí ahora me pregunta la aristocracia por él con mucha güasa.
A Pepecarlos lo que le ha pasado, para empezar a hablar, es que pensó que esto del toreo y de la plaza de Madrid era un salón galante como los que frecuentaba antes de aparecer por allí hace cuatro días,
ignorante,
sin tener en cuenta que el noventa y nueve por ciento de los personajes que frecuentamos Las Ventas tenemos espolones.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Ludo: yo también me voy a pegar un 'cantesito' por Camarón, va por alegrías:
"Y el barquito de vapor
está hecho con la idea
que en echándole carbón
navega contra marea".
Pero querido mío, la letra de esa cuchillada de fandago que me dedicas y que yo agradezco, como sospechas, no es la adecuada.
¿Dinero Pepecarlos? No creo porque, amén de ser un roña, siempre le encontré cortito. No olvidemos que tiene que mantener tres casas a todo meter, dos esposas legítimas pidiendo pan y lo que no es pan, jajaja, hijos, más la otra, y, además, según tengo apuntado en mi blog, el 27 de noviembre de 2006 me dijo que su madre le había desheredado. Podría ser, por tanto, que no andara sobrado de 'jurdó' porque no es rico el que tiene, sino el que menos necesita. Pero claro, vete tu a saber si lo que me dijo es verdad, porque este hombre sólo dice mentiras.

Me caigo de sueño, queridos Kalikatre, Noelia y Kaparra, mañana os contesto, un beso muy fuerte y que vuestros sueños sean felices.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Arrea, "vete tu" y ese tu sin acento. Quise decir "tú", que como me coja mi corrector ortográfico particular lo mismo me manda a la hoguera.
Buenas noches.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Arrea, "vete tu" y ese tu sin acento. Quise decir "tú", que como me coja mi corrector ortográfico particular lo mismo me manda a la hoguera.
Buenas noches.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Querida Condesa:
¡Como me gusta! bien entendido, claro.
Como dice Noelia, "...que tiene dos ovarios.."
Que como dice una amiga mia fotografa, por mas señas.:... " Los hombres os estais quedado fuera de foco"
Salud
El Coronel
Pd. Sigo pendiente de que me dedique ud. su libro. Espero que sea pronto.

Anónimo dijo...

Me pregunto por qué ciertos aficionados van dándoselas de defensores del toreo eterno y del bos taururs de lidia y lo que parece es que se aburren mucho y solo quieren meterse con la gente y coger protagonismo.
Siento Sr. Condesa que le haya tocado la china de la persecución o del veto pero gente como el susodicho Conde abunda entre la afición.

El Jaco

Anónimo dijo...

Kaparra, lo siento, tío, yo no me puedo abujarrar porque no soy un hombre y es condición indispensable serlo para abujarrarse. A mí como comprenderás el que los del Manifiesto me enlacen o no, me la suda. Pretendí únicamente demostrar que aquellos que van de íntegros y claman por una Fiesta íntegra, Pepecarlos de abanderado, no lo son. Respecto a que encuentras al condesito de Estradas muy mayor, tienes razón, está hecho un tarra...
kaña,
Kaparra,
¿o no?

Noe, querída mía, yo también te tengo a ti muy abandonada, pero raudo me pego un salto a tu blog y lo arreglo. Ah, como no sé si lo has leído días pasado, te lo repito. Que estaba yo tomando uno de los domingos de feria con unos potentados el aperitivo en Embassy -y digo el sitio para que te hagas una idea del pelaje- y mis compañeros de mesa te pusieron por las nubes por haber seleccionado para el programa venteño nada más y nada menos que al recordado Tigrillo, en lugar de a otro torero más sobeteado.

Coronel: Sería muy importante para mí saber si es usted coronel de verdad, o es un nick que ha escogido a voleo como hice yo. Si acaso pertenece al ejercito, me gustaría contarle -en persona- un secreto que deseo compartir con alguien. Le he escogido a usted por dos motivos principales: uno, porque es un desconocido. Dos, porque no deja de pertenecer a la autoridad, obligada a velar por todo el pueblo que le paga.
Nos pondríamos de acuerdo, nos veríamos y en ese momento le dedicaría el libro con mucho gusto.

Jaco: qué alegría de encontrarle de nuevo por aquí. La afición, sobre todo la madrileña, tiene en este momento con la Fiesta una responsabilidad histórica, pero por desgracia para todos determinados popes venteños han perdido el norte.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Kalikatres: Contesto, de momento, a su primer comentario pues el segundo tiene miga para aburrir y en estos momentos se me están agotando las pilas: mañana será otro día.
Puede usted pasarse si lo desea, y todos a los que les interese el tema, por el blog del Manifiesto y leer un post, con sus comentarios, publicado el 2 de julio de 2007 y titulado "Sobre las suspesión del 17 de junio en Madrid".

Vaya tomando nota del marrano método empleado por Pepecarlos, que consiste, entre otros, en obviar a su antojo y siempre por motivos personales el trabajo honesto de los demás. Me baso, al acusarle a él concretamente, en que también lo hizo en el boletín número 25 de la Asociación (poniendo en complicada tesitura a los demás miembros de la entidad que representa como presidente) al no valorar mi arriesgada labor, por la que a punto estuve de perder el trabajo. Se refiere el caso a la batalla que emprendí a la hora de apoyar desde un medio de comunicación por mi parte, ya que servidora desde el periódico en el que firma fue la única articulista de toda la prensa taurina que sacó la cara por los aficionados, machaconamente, acerca de la destitución del fatuo presidente Juan Lamarca, que conseguimos, para encontrarme a continuación un artículo en el mencionado boletín de la mencionada asociación, firmado por el ínclito Javier Salamanca, en el que no había ni rastro de reconocimiento a mi esfuerzo.

Este es Pepecarlos, al que si le quedara un mínimo de vergüenza debería dimitir como presidente de la Asociación el Toro de Madrid poniendo el cargo a disposición, antes de salpicar a aficionados completamente honestos y libres de toda sospecha, por permitirse llevar sus asuntos personales
-y los míos- a tribunas que no le pertenecen por muy conde que sea.

¡Y que tenga que haber sido yo la que ha pasado la plaza durante el tiempo que he permanecido en silencio, siendo acusada por su pandilla de llevar mis asuntos personales a donde no me correspondía!
Hay que joderse, qué gentuza.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Arrea, trece, eso no me lo puedo permitir yo tal día como hoy.
Así que me sumo desinteresadamente a la campaña emprendida para ver si conseguimos que corte un rabo José Tomás en la Monumental de Madrid.
Rabo, plas-plas-plas, rabo...

La condesa de Estraza

Noelia Jiménez dijo...

Querida condesa: me da usted un alegrón, pero he de decir que esos halagos no me corresponden, pues, aunque yo busco la documentación de las faenas, no soy yo quien las elige. Me parece que la elección corre a cargo de Manuel Durán en función del material gráfico de que se dispone.

En cualquier caso, un millón de gracias... Aunque sea por equivocación, el piropo siempre le viene muy bien a un ego desnutrido.

Muchos besos.

Anónimo dijo...

Querisa Condesa, eso está hecho.
Como tiene vias de comunicación directamente con la trinchera, mandeme un email y el oficial de comunicaciones, me lo hará llegar inmediatamente.
Con respecto a lo del nick, debe entrar en contacto con Agustin Hervas, el sabe todo del porque del El Coronel. No obstante a traves de mi servicio de inteligencia, mañana lunes le enviaré un email con la explicación.
A sus pies
Salud
El Coronel

kaparra dijo...

Señora condesa ,!!!ma acaba de matar uste!!!pa que quiere un rabo pa jose tomas??? No me pierda uste el norte que le tendre que indicar donde esta Iruña y la tierra de los arakelitani.

Anónimo dijo...

Kalikatres: le debo respuesta a su segundo comentario. Mire, el meollo de la vil jugarreta que le hicieron a RJC cuando se creían impunes lo sé con pelos y señales porque me lo contó en aquellos días de vino y rosas precisamente el vocalista Pepecarlos, que como muchos aficionados de la Monumental saben, ejerció de cuentero. Añado que, aunque acarreo fama de tener mucho peligro, soy buena chica. Tanto que puede creerme si le digo que tengo acumulada en mi polvorín particular munición suficiente como para pulverizar a todos y cada uno de los cabecillas de tendido 7, más la Asociación el Toro de Madrid y muchos de sus afiliados. Conseguiría, si me decidiera a hablar, el que se matasen unos a otros, no olvide que durante la malhada relación que mantuvimos Pepecarlos y yo, este señor estaba obsesionado con mi persona, llegándome muchos días a escribir correos innumerables, que conservo, para contarme en muchos todos los entresijos de lo que se tramaba bajo cuerda en el referido tendido.

Noe: ¿ego desnutrido? Oye, pues te aconsejo que te chutes sobredosis de un vitamina que se llama Maromo Tatuado.

Coronel: comprendido, por correo me pondré en contacto con usted a la mayor brevedad posible. Hablando de Agustín Hervás acabo de recordar que tengo entendido que anda buscandel el artículo que Alfonso Navalón escribió sobre mí. Tranquilícele de mi parte, puesto que cuando nos veamos le llevaré una fotocopia para que se la entregue al compañero de Málaga.

Kaparra, lo de solicitar un rabo para José Tomás fue puro vacilón aprovechando la presentación oficial de la F.I.T y la L.O.F.I.T, y tomando servidora posiciones al respecto.
¿Un rabo para José Tomás? Qué pérdida de tiempo, si precisamente de lo que está sobrado José Tomás es de rabos.

La condesa de Estraza

KALIKATRES dijo...

Admirada Condesa despues del magnifico articulo publicado en la Gaceta de Salamanca veo que da un paso hacia adelante sobre lo que sabe del Lobby y sus entresijos, tiene bastante mas informacion que un servidor, pero ademas la valida cosa que que le agradezco en lo infinito.

Con su tempo que le sobra por sus conocimientos de cante le ruego que paso a paso, como si de una tortura china se tratatara o de enloquecer a alguien como en una pelicula de suspense fuera contando lo que sabe, sin prisas, con las pausas necesarias, porque la mala conciencia que tienen les hara sufir y no les dejara dormir al no saber hasta donde Vd. puede llegar.

Es lo minimo que merecen despues de haber hecho tanto daño a la integridad de la fiesta.

Anónimo dijo...

Kalikatres: Le parecerá mentira a más de uno, pero, aparte de intentar hundir taurinamente a Pepecarlos en exclusiva que es mi principal y único objetivo, también me mueve a publicar artículos como el de marras un afán de limpiar la Fiesta y la afición no debe considerarse impune a la hora de cargar con responsabilidades ante el desastre en el que entre todos la hemos convertido.
¿No es la afición protagonista del espectáculo? Pues que se sepa y se den nombres, si es que acaso existieran individuos que la perjudican.

La condesa de Estraza