miércoles, 12 de enero de 2011

Una fotito

Siento mucho no poder dar el nombre del maestro de plata pues no le reconozco por la foto aunque se da un aire a dos banderolos concretos, por lo cual no me aventuro. De paso, si alguien lo sabe, se rogaría que nos descubriera la identidad del torero para la próxima vez que le veamos, tirarle tomates en aluvión desde el tendido con intención de brearlo.
Aquí tienen a uno intentando sacar a un toro del caballo, ojo al rabo del toro, justo puesto donde el toro no le ve. No es eso lo malo, siéndolo, lo peor es que para perpetrar el disparate va armado con un capote, que no sabe coger y lo lleva cogido como si fuera una liebre por las orejas, capote rígido perfilado de varillas, infame, vamos, lo mismo que si intentara torear con un tablón.
Foto, vía torotoreroyafición

25 comentarios:

Alfanhui dijo...

Condesa, repito mi comentario. Creo que el de la foto es Vicente Yesteras, otrora novillero apoderado por Enrique Bernedo "Bojilla". Contaba el genial Bojilla de una tarde en Madrid que al subir a la furgoneta le dijo al chófer: "La cuadrilla, al hotel; el torero y yo nos vamos al Viaducto".

Anónimo dijo...

Una vez más, seré bueno y daré por verdad el motivo de no haber publicado mi extenso y currado comentario, quizás el pensar en una excusa inquisidora, censora y fascista no sea lo correcto, por ello la creo a pies juntillas lo que dice, yo también me considero un patán con el ordenador, por eso me jode tener que volver a reescribir lo del comentario, pero ahí va.
Decía en mi comentario que me parecía de una injusticia y crueldad tremenda el intentar ajusticiar a un profesional, primero engañando a la gente y segundo utilizando el síndrome "Leire Pajín", pidiendo que alguien denuncie la identidad del profesional para según usted "tirarle tomates en aluvión con intención de brearlo", no me vale que me diga que no entiendo la ironía, más en este caso y menos en este medio, donde somos muchos que no vemos más allá de nuestras narices y cuando vemos o intuimos a alguien que sabe de lo que habla... seguirlo a pies juntillas. Se equivoca Sra. Condesa.

ACUSACIÓNES VERTIDA:
-"Aquí tienen a uno intentando sacar a un toro del caballo, ojo al rabo del toro, justo puesto donde el toro no le ve."
-"Lo peor es que para perpetrar el disparate va armado con un capote, que no sabe coger y lo lleva cogido como si fuera una liebre por las orejas, capote rígido perfilado de varillas, infame, vamos, lo mismo que si intentara torear con un tablón."
DEFENSA:
1º El profesional no está intentando sacar al toro del caballo, está APROXIMÁNDOSE desde el tercio hasta el toro, el cual está en movimiento, empujando al caballo aún y con el pitón izquierdo solo, lo que se intuye una salida justo en dirección donde mira la cara del caballo (para que se me entienda).
2º Si nos fijamos en la figura del profesional podemos observar varias cosas que corroboran mi versión, tiene el capote justo frente a él (cosa que nadie hace porque uno no cita a un toro así, puesto que acudiría al centro del capote y si vemos justo en el centro, por atrás está el profesional);fijémonos en que su pié izquierdo aparece más por delante del derecho y que el capote está centrado pero ligeramente ladeado al lado izquierdo del profesional (mano izquierda más alta que la derecha).

Conclusión y desmontaje de la falsedad vertida:
La imagen no capta el momento el cual el profesional está intentando sacar al toro del caballo, capta la aproximación para ejecutar tal acto, puesto que ya tiene el cuerpo colocado para meterse en el sitio donde con el bamboleo del capote, que ya comienza a realizar, logre llegarle al toro a la cara y así conseguir que en la salida, hacia la cara del caballo que ya se prevé, no sea arrollado y seguramente pueda llevarse con la mayor eficacia y prontitud al toro entre el tercio y los medios. Sobre la forma de coger el capote, cada maestrillo tiene su librillo, no se puede vertir la falsedad de que no sabe coger el capote, por dos motivos, porque usa la prepotencia de insinuar saber más que este profesional precisamente y sobre todo habla de capote de varillas?, usted sabe la tontería tan grande que acaba de decir? podría usted decirme donde se compran esos capotes?, no hable de historias y leyendas, ¿podría afirmar también que los Mangui, Ecijano, Montiel, Chano... no saben coger el capote?. Y por favor, si no tiene nada contra este profesional, que no sepamos..., rectifique y pida disculpas, porque en este post ha perdido mucho.
Raúl Corralejo Muñoz.

Anónimo dijo...

Una vez más, seré bueno y daré por verdad el motivo de no haber publicado mi extenso y currado comentario, quizás el pensar en una excusa inquisidora, censora y fascista no sea lo correcto, por ello la creo a pies juntillas lo que dice, yo también me considero un patán con el ordenador, por eso me jode tener que volver a reescribir lo del comentario, pero ahí va.
Decía en mi comentario que me parecía de una injusticia y crueldad tremenda el intentar ajusticiar a un profesional, primero engañando a la gente y segundo utilizando el síndrome "Leire Pajín", pidiendo que alguien denuncie la identidad del profesional para según usted "tirarle tomates en aluvión con intención de brearlo", no me vale que me diga que no entiendo la ironía, más en este caso y menos en este medio, donde somos muchos que no vemos más allá de nuestras narices y cuando vemos o intuimos a alguien que sabe de lo que habla... seguirlo a pies juntillas. Se equivoca Sra. Condesa.

ACUSACIÓNES VERTIDA:
-"Aquí tienen a uno intentando sacar a un toro del caballo, ojo al rabo del toro, justo puesto donde el toro no le ve."
-"Lo peor es que para perpetrar el disparate va armado con un capote, que no sabe coger y lo lleva cogido como si fuera una liebre por las orejas, capote rígido perfilado de varillas, infame, vamos, lo mismo que si intentara torear con un tablón."
DEFENSA:
1º El profesional no está intentando sacar al toro del caballo, está APROXIMÁNDOSE desde el tercio hasta el toro, el cual está en movimiento, empujando al caballo aún y con el pitón izquierdo solo, lo que se intuye una salida justo en dirección donde mira la cara del caballo (para que se me entienda).
2º Si nos fijamos en la figura del profesional podemos observar varias cosas que corroboran mi versión, tiene el capote justo frente a él (cosa que nadie hace porque uno no cita a un toro así, puesto que acudiría al centro del capote y si vemos justo en el centro, por atrás está el profesional);fijémonos en que su pié izquierdo aparece más por delante del derecho y que el capote está centrado pero ligeramente ladeado al lado izquierdo del profesional (mano izquierda más alta que la derecha).

Conclusión y desmontaje de la falsedad vertida:
La imagen no capta el momento el cual el profesional está intentando sacar al toro del caballo, capta la aproximación para ejecutar tal acto, puesto que ya tiene el cuerpo colocado para meterse en el sitio donde con el bamboleo del capote, que ya comienza a realizar, logre llegarle al toro a la cara y así conseguir que en la salida, hacia la cara del caballo que ya se prevé, no sea arrollado y seguramente pueda llevarse con la mayor eficacia y prontitud al toro entre el tercio y los medios. Sobre la forma de coger el capote, cada maestrillo tiene su librillo, no se puede vertir la falsedad de que no sabe coger el capote, por dos motivos, porque usa la prepotencia de insinuar saber más que este profesional precisamente y sobre todo habla de capote de varillas?, usted sabe la tontería tan grande que acaba de decir? podría usted decirme donde se compran esos capotes?, no hable de historias y leyendas, ¿podría afirmar también que los Mangui, Ecijano, Montiel, Chano... no saben coger el capote?. Y por favor, si no tiene nada contra este profesional, que no sepamos..., rectifique y pida disculpas, porque en este post ha perdido mucho.
Raúl Corralejo Muñoz.

Raúl Corralejo Muñoz dijo...

Una vez más, seré bueno y daré por verdad el motivo de no haber publicado mi extenso y currado comentario, quizás el pensar en una excusa inquisidora, censora y fascista no sea lo correcto, por ello la creo a pies juntillas lo que dice, yo también me considero un patán con el ordenador, por eso me jode tener que volver a reescribir lo del comentario, pero ahí va.
Decía en mi comentario que me parecía de una injusticia y crueldad tremenda el intentar ajusticiar a un profesional, primero engañando a la gente y segundo utilizando el síndrome "Leire Pajin", pidiendo que alguien denuncie la identidad del profesional para según usted "tirarle tomates en aluvión con intención de brearlo", no me vale que me diga que no entiendo la ironía, más en este caso y menos en este medio, donde somos muchos que no vemos más allá de nuestras narices y cuando vemos o intuimos a alguien que sabe de lo que habla... seguirlo a pies juntillas. Se equivoca Sra. Condesa.

ACUSACIÓNES VERTIDA:
-"Aquí tienen a uno intentando sacar a un toro del caballo, ojo al rabo del toro, justo puesto donde el toro no le ve."
-"Lo peor es que para perpetrar el disparate va armado con un capote, que no sabe coger y lo lleva cogido como si fuera una liebre por las orejas, capote rígido perfilado de varillas, infame, vamos, lo mismo que si intentara torear con un tablón."
DEFENSA:
1º El profesional no está intentando sacar al toro del caballo, está APROXIMÁNDOSE desde el tercio hasta el toro, el cual está en movimiento, empujando al caballo aún y con el pitón izquierdo solo, lo que se intuye una salida justo en dirección donde mira la cara del caballo (para que se me entienda).
2º Si nos fijamos en la figura del profesional podemos observar varias cosas que corroboran mi versión, tiene el capote justo frente a él (cosa que nadie hace porque uno no cita a un toro así, puesto que acudiría al centro del capote y si vemos justo en el centro, por atrás está el profesional);fijémonos en que su pié izquierdo aparece más por delante del derecho y que el capote está centrado pero ligeramente ladeado al lado izquierdo del profesional (mano izquierda más alta que la derecha).

Conclusión y desmontaje de la falsedad vertida:
La imagen no capta el momento el cual el profesional está intentando sacar al toro del caballo, capta la aproximación para ejecutar tal acto, puesto que ya tiene el cuerpo colocado para meterse en el sitio donde con el bamboleo del capote, que ya comienza a realizar, logre llegarle al toro a la cara y así conseguir que en la salida, hacia la cara del caballo que ya se prevé, no sea arrollado y seguramente pueda llevarse con la mayor eficacia y prontitud al toro entre el tercio y los medios. Sobre la forma de coger el capote, cada maestrillo tiene su librillo, no se puede vertir la falsedad de que no sabe coger el capote, por dos motivos, porque usa la prepotencia de insinuar saber más que este profesional precisamente y sobre todo habla de capote de varillas?, usted sabe la tontería tan grande que acaba de decir? podría usted decirme donde se compran esos capotes?, no hable de historias y leyendas, ¿podría afirmar también que los Mangui, Ecijano, Montiel, Chano... no saben coger el capote?. Y por favor, si no tiene nada contra este profesional, que no sepamos..., rectifique y pida disculpas, porque en este post ha perdido mucho.
Raúl Corralejo Muñoz.

La condesa de Estraza dijo...

Gracias por su primer comentario en este blog, Raúl Corralejo Muñoz, y bienvenido a esta casa que puede considerarla suya.
No puedo ahora responder a su extenso parlamento, así que me limito a preguntarle para estar segura, ¿es usted banderillero, verdad?
Pero también aprovecho la coyuntura para ir definiendo mi intervención y comienzo con el tema de la varillas, que usted pone en duda y creo que el disparate lo considera "historias y leyendas", según sus propias palabras.
Dígame, ¿ese capote lleva varillas o está engomado como una tabla, como se aprecia, o bien usted considera que el capote tiene la caída natural de la tela?
Usted será todo lo profesional que quiera pero por aquí circulamos aficionados de colmillo retorcido que hemos visto aproximadamente el medio siglo pasado del toreo, así que me dirijo a ellos ahora y no a usted, torero:
este banderillero que charla con nosostros niega la existencia de las varillas con las que algunos peones rellenan los capotes para aliviarse profanando la herramienta, y esta informadora de toros, en sus tiempos y sin que recuerde una en que publicación estaba por entonces porque he estado en todas y de todas me han echado, hizo un "encare" hace ya años entre dos profesionales de plata, de los que tampoco recuerdo nombres, uno a favor y otro en contra del artilugio, luego ya me dirán ustedes si se necesitan más pruebas que confirmen la aberración.
Y ahora viene Raúl Corralejo a leerme la cartilla... tranquilidad y buenos alimentos y descalificaciones personales ni una, chaval, que todos y cada uno de los puntos que planteas serán tratados como es debido próximamente.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Sr.Corralejo,
¿que opinas de los banderilleros que hacen el Tunel?????

LUIS

EL CABALLERO NEGRO dijo...

El afeitado, las fundas, los tranquilizantes, los diureticos, las varillas en los cpotes, el engomado de los mismos, verter sal en los bebederos, los bajonazos, el colocar pesas durante un largo tiempo en los cuernos de los toros a fin de nivelar el cuerno normal con el deforme y tantas y tantas cosas mas, los cientos de pares de banderillas puestos desde el lomo del toro, no son otra cosa que historis y leyendas producto de maliciosas mentes.

¡ANDA YA!, QUE QUEDAN POCOS TONTOS

Raúl Corralejo Muñoz dijo...

Gracias por la bienvenida a su casa Sra. Condesa.
La respuesta a su pregunta es de fácil contestación, pero me gustaría decirle que para realizar el comentario que le he hecho, no hace falta ser profesional Sra. Condesa, yo me siento aficionado a los toros desde niño. Ahora creo que con el tiempo he ido adquiriendo algunos conocimientos, no muchos, Sra. Condesa.
Permítame la licencia de solicitarle que me diga exactamente en que momento ha notado que he ninguneado o insultado a todos los aficionados de colmillo retorcido que han visto aproximadamente medio siglo de toreo.
Jamás he puesto en duda la existencia de que "en otra época, no conocida por mí", los capotes fuesen rellenados, como usted bien dice por varillas; le digo que yo eso lo he oído, pero no lo he conocido, ni he visto tan siquiera. Es por ello, que me he atrevido quizás, soy demasiado osado tal vez ante mejores aficionados que yo ,a calificar tal hecho como "historia o leyenda", puesto que creo que la mayoría de los que vivimos en la actualidad, calificaría también de igual adjetivación, el que en la antiguedad, para realizar una intervención quirúrgica y ante la inexistencia del posterior invento de la anestesia, se dejaban inconscientes a los individuos para ser intervenidos.
El capote se ve que es nuevo, como casi todos los que se estrenan para San Isidro, pienso que en vez de estar engomado aún sin ser usado, lo lógico es que pueda ser de doble forro y con tela de con más fibra. Sra. Condesa, creo por lo que alguna que otra vez he visto y cuando he tenido la gran suerte de poder tocar un capote, con capotes usados, sueltos, sin apresto... un profesional también es capaz de colocarlo así de tieso, no tiene nada más que cuando esté recogiendo el capote (los pellizcos que se dan?, coja más parte fucsia que amarilla (para que se me entienda). Pero que lo normal es que esté capote sea de forro y medio y lo haya engomado, no tiene nada de malo.
Sobre si la caída de la tela del capote es natural, tan solo puedo decirle que una vez que pase por una sastrería de toreros, entré y pude tener la fortuna de tener entre mis manos un capote y ver que estaba como acartonado, resultó que era el apresto que se le da a todos y cada uno de los capotes que salen de una sastrería y le aseguro, Sra. Condesa, que era igual o más duro que el del profesional de la foto.
Yo no sé si usted es informadora, ni de qué tipo, ni donde, pues no tengo el gusto de conocer su nombre, ni sé si la han echado o no de algún sitio.
Y por supuesto no vengo a leerle la cartilla a usted Sra. Condesa, se lo aseguro, simplemente al ver su artículo me he sentido mal, al ver cómo y de qué forma se estaba interpretando una fotografía y por la que se estaba linchando a un buen profesional.
Es más Sra. Condesa, no me gusta que me traten despectivamente, como usted por ejemplo ha hecho, al decir..."Usted será todo lo profesional que quiera", "este banderillero que charla con nosotros", "tranquilidad y buenos alimentos y descalificaciones personales ni una, chaval". No es por las expresiones tanto como por el contexto.
Creo que le he dado mucho más respeto que usted me ha dispensado, en lenguaje, tono y formas. La edad sirve para ser respetada Sra. Condesa, pero no para avasallar cuando no se está de acuerdo con sus ideas. Y eso que soy de los que estoy de acuerdo con la afirmación de que "para ser respetado hay que respetar primero".
No hace falta que publique este comentario si no quiere, simplemente no sabia como hacerle llegar todo esto después de leer su respuesta.
Gracias Sra. Condesa.

veri dijo...

Pero bueno ¿que dice este?
Si se nota perfecta la varilla en la derecha del capote según se mira la fotografía.

Otro que se cree que somos tontos.

Gil de O. dijo...

Dado que dispongo de un buen archivo fotográfico de la actualidad taurina, y pensando en echarle una mano en la identificación del hombre de plata en cuestión, he dado con unas cuantas fotos, primero buscando el terno, luego las cuadrillas en actuaciones con Padilla, y en algunas de ellas, se produce la coincidencia del vestido, del corte de cara y porque el plano distingue perfectamente a Vicente Yesteras, al que siempre he considerado un buen torero.
Es Vicente Yesteras.

Lo de las Varillas, me da exactamente igual; ni pared, ni tablón. Lo importante es torear, sea de plata o de oro. Raúl Corralejo a mí, me da el tembleque cuando tengo que discutir, en el buen sentido de la palabra con un profesional. Aprovecho para decirle a nuestra Condesa que eso de chaval, no se dice entre toreros, ni entre buenos aficionados.

Yo primero tuve un capote viejo de Lienzo, más tarde otro muy "remendao" de Percal, con los que me trillé media España aprendiendo de ésto. Siempre me ilusionó tener uno de Gabardina o Tergal, que no pude costear; despues cuando medio pude costearlo, ya no podía tirar de él; tampoco me hacía falta, me recluí en el micrófono y en la pluma; y ya veis, hasta hoy.

El arte que le dá Yesteras al capote a dos manos es una forma muy bonita de cogerlo, de reducirlo cuando se tiene la seguridad de que el toro te meterá la cara; ahora bien una de las premisas para torear de capote "encajao" es que la mano exterior debe mirar al toro, y la de dentro acompañando sin descubrirte, lo que no quiere decir como sucede en la actualidad, que esa mano interior se queda en la pierna de cite para estar escondido, por lo que sucede que si estás en esa texitura en el momento del lance por mucho que hayas echao la pierna contraria, que te hayas "cruzao", por mucho que hayas entrado en la suerte despues de la arrancada del toro, jamás habra sensación de que se haya cargado la suerte.

En la forma de coger el capote Yesteras, a modo de orejas de liebre, siempre la mano de fuera, ahora se dice la que torea, qué herejía! la tiene de revés con lo que se echa el culo fuera, que en los movimientos de subalternos lidiadores se viene disculpando, pero que todo ello es un "apaño" para no dar la sensación de que le están pegando al toro las mejoras lapas que habrá recibido en toda la lidia.

Yo no me llevaré tomates ni verdolagas para increpar a ningún subalterno. Eso sí, les digo a todos que torear a una mano, no es "pecao"; y que salir a correr aun toro al tercio soltando la mano de dentro y pegandosela a la pierna (a la cadera sería demasiado) es una virtud que el escalafón tiene, lamentablemente olvidado. O...tal vez, es que nunca lo aprendieron?

Saludos

Gil de O.

P/D Condesa ésta larguita para que no eche de manos lo que se ha perdido en el éter herziano.

Gil de O. dijo...

Dado que dispongo de un buen archivo fotográfico de la actualidad taurina, y pensando en echarle una mano en la identificación del hombre de plata en cuestión, he dado con unas cuantas fotos, primero buscando el terno, luego las cuadrillas en actuaciones con Padilla, y en algunas de ellas, se produce la coincidencia del vestido, del corte de cara y porque el plano distingue perfectamente a Vicente Yesteras, al que siempre he considerado un buen torero.
Es Vicente Yesteras.

Lo de las Varillas, me da exactamente igual; ni pared, ni tablón. Lo importante es torear, sea de plata o de oro. Raúl Corralejo a mí, me da el tembleque cuando tengo que discutir, en el buen sentido de la palabra con un profesional. Aprovecho para decirle a nuestra Condesa que eso de chaval, no se dice entre toreros, ni entre buenos aficionados.

Yo primero tuve un capote viejo de Lienzo, más tarde otro muy "remendao" de Percal, con los que me trillé media España aprendiendo de ésto. Siempre me ilusionó tener uno de Gabardina o Tergal, que no pude costear; despues cuando medio pude costearlo, ya no podía tirar de él; tampoco me hacía falta, me recluí en el micrófono y en la pluma; y ya veis, hasta hoy.

El arte que le dá Yesteras al capote a dos manos es una forma muy bonita de cogerlo, de reducirlo cuando se tiene la seguridad de que el toro te meterá la cara; ahora bien una de las premisas para torear de capote "encajao" es que la mano exterior debe mirar al toro, y la de dentro acompañando sin descubrirte, lo que no quiere decir como sucede en la actualidad, que esa mano interior se queda en la pierna de cite para estar escondido, por lo que sucede que si estás en esa texitura en el momento del lance por mucho que hayas echao la pierna contraria, que te hayas "cruzao", por mucho que hayas entrado en la suerte despues de la arrancada del toro, jamás habra sensación de que se haya cargado la suerte.

En la forma de coger el capote Yesteras, a modo de orejas de liebre, siempre la mano de fuera, ahora se dice la que torea, qué herejía! la tiene de revés con lo que se echa el culo fuera, que en los movimientos de subalternos lidiadores se viene disculpando, pero que todo ello es un "apaño" para no dar la sensación de que le están pegando al toro las mejoras lapas que habrá recibido en toda la lidia.

Yo no me llevaré tomates ni verdolagas para increpar a ningún subalterno. Eso sí, les digo a todos que torear a una mano, no es "pecao"; y que salir a correr aun toro al tercio soltando la mano de dentro y pegandosela a la pierna (a la cadera sería demasiado) es una virtud que el escalafón tiene, lamentablemente olvidado. O...tal vez, es que nunca lo aprendieron?

Saludos

Gil de O.

P/D Condesa ésta larguita para que no eche de manos lo que se ha perdido en el éter herziano.

La condesa de Estraza dijo...

Ante todo, debo recordar que el primero que dio el nombre del torero de la foto, comentario que me cepillé por manazas como todo el mundo sabe, fue Fabad.
Al quite Alfanhui -un beso paternal, amigo- se da por seguro que el personaje es Vicente Yestera. Por cierto, amigo de la que firma, torero con el que la que firma mantiene una extraordinaria relación desde hace la tira de tiempo, pero es que la que firma huye de la lacra del amiguismo como de la peste y la que firma tiene por norma juzgar (en lo profesional) con el mismo rasero a todo artista, sea amigo, enemigo o todo lo contrario.
Estaría bueno que yo fuera, por ejemplo, a una actuación del Cigala y si hace gallos y se va de compás y está como la chata por soleá, no lo pudiera una comentar aquí, allí o en la propia cara del cantaor Farina.
La presente entrada, que anuncié como resfrescante porque pensé que no iba a traer cola, está resultando taurinamente profundísima, así que iremos por parte y si tenemos que estar aquí debatiendo unos días, estaremos, pues lo primero que necesita la Fiesta es debate y en este blog, lobby pulverizado, es lo que se intenta.
Confórmense ahora con la aclaración por mi parte de dos puntitos:
1 - les recuerdo que soy de pueblo, y eso de lanzar inofensivos tomates, que tanto ha molestado, amén de resultarme una pincelada literaria pinturerilla, es todo un clásico que no entiendo por qué a la sensiblería actual tan pólíticamente correcta, genero masculino, además, le ha podido herir de tal manera.
2 - Gil de O, tiene usted toda la razón en amonestarme por llamar chaval a un torero, pero observará que anteriormente le llamo torero, dándole la categoría de tal.
Eso por un lado, por otro y aunque estuviéramos hablando del mismísimo Rafael el Gallo, un torero será torero en la arena y chapó, sin que me distinga yo por faltarle el respeto ni tomar a un hombre que decide enfrentarse a la fiera voluntariamente como a un chufla, pues soy aficionada por tradición familiar y el tratamiento a los coletas lo aprendí desde la cuna.
Volveré para hincarle el diente al tema técnico de la entrada, ahora voy a mis labores propias de este sábado de enero:
"Cocidito madrileño,
repicando en las buhardillas..."

La condesa de Estraza

EL CABALLERO NEGRO dijo...

Como soy curioso por naturaleza y veo que el Sr. Corralejo esta locuaz, saliendome del aspecto tecnico agradeceria que explicara el significado de la frase que como el que no quiere la cosa introduce en su ultimo articulo que es: " ni sé si la han echado o no de algún sitio."

No le encuentro sentido a la misma o de tenerlo solo es un intento de provocación para luego criticar la educaciòn de quien se ofende bajo un falso habito de urbanidad.

Como vera, conozco a la Condesa sobradamente para saber que ha reparado en ella, pero no ha querido entrar al trapo, postura inteligente, si yo entro al mismo es por lo que ademas de un servidor dice otro comentarista "No somos tontos" y lo que no me gustaria Sr. Corralejo es que Vd. creyera lo contrario.

Reciba un saludo de s.s.q.e.s.m.

Isabel-19 dijo...

Se ve que tiene todavía "el chisme"
fuera de compás. Vea el tres en uno que se ha "ligao" Raúl Corralejo; y la repetición del tio Gil, a modo de dejársela puesta (que mal queda "to" eso).

Muy bien por esas llamadas al orden, que el claustro no está para remilgos; y menos aún, ahora que la veo lidiando, que es como a mí me gusta.

Esas apreciaciones técnicas, quiero verlas y ya! Así que déjeme de Pepe Blanco, por el momento -a mi papa le caía muy bien- y en cuanto medio domine, que lo que se escriba salga, vamos a batir el record de entradas en un articulo. Su personaliodad es crisol de debate, y no por lo de controvertido que pueda haber en su alma torera, sino por lo que de verdad encierra.

Quite! Que en otro "blog" (el de la Gomar) le han contestado a uno del VII, con un pasaje del Quijote; y me ha dicho que bien pudiera haber sido la Esteban. Usted cree?

Estoy segregando jugos gástricos con lo del cocidito dichoso; asi que voy a recalentarme un poquito de puchero que me quedó, del que me hizo mi mama, mientra pone a cada cual en su sitio. Vámos...!

Isabel-19

Anónimo dijo...

Paerce metira Sra.Condesa, que desde su experiencia no sepa qye los toreros no admiten la mínima crírica.

Ellos solo quieren cobistas y pelotas que le pasen la mano por el lomo.

Corralejo echa la pata atrás en su segundo comentario...
que como toreando sea lo mismo,
ya te digo.

Saludos,
de UN ADMIRADOR.

Gio de O. dijo...

Ésto del personal de plata, tiene su guasita: Recuerdo, cuando salió Pepín Garrido de la cuadrilla de El Cordobés, o tal vez fuese en sustitución por algún percance; lo cierto es que entró a sustituirle Antonio Cobos; en la primera, y como quiérase, que con el toro algo cerrado, se encajó con el toro a dos manos en una lapa prodigiosa para, metiendo los riñones y con el compás semiabierto y gustándose, a medio lance soltó esta mano y llevó al toro hasta dónde el corcho lo permitía; ligando, y así abriéndolo primero hasta el tercio para luego cerrarlo ya a dos manos convertido en una perita en dulce. Nada de garroteras a las orejas de la liebre. Cuando se cerró ya estaba el toro lidiado. La plaza se vino abajo, creo que era Linares.

Eso y la llamada al orden fué todo una: Paquito Ruiz y Mariano Guerra por lo "bajini", y "el pelanas" "desencajao" y a voces.
Duró poco en la cuadrilla.

No volví a ver correr a un toro a una mano, nada más que cuando iba a Madrid, y de cuando en cuando al Chaves Flores y a Almensilla. Esa cosas me hacen con su recuerdo, aguantar como aficionado y asistir -más de lo que debiera- a bastantes-demasiados festejos en estos tiempos embusteros que corren para el Toreo.

Condesa, le he metido otra racioncita de técnica, antes de que me mande callar; que no me extrañaría a resultas de mi anterior comentario. Igual me echa el confesionario encima, el incensario y "toa" la plebe conventual que la adora y venera.

Yo, también la quiero.

Gil de O.

P/D vaya prosa la de Raúl Corralejo!

La condesa de Estraza dijo...

De urgencia: Gil de O, hablando de Antonio Cobos, dice algo tremebundo, pues no habla de otra cosa que del toreo a dos tiempos, y perdón por la repipiada pero así es como me lo gobierno yo.
Servidora lo descubrió lo que dice en la plaza de Pontevedra viendo torear a un ángel rubio que se llama Pepe Luis Vázquez (esa tarde toreaba Antoñete y no recuerdo nada más).
Pepe Luis toreaba al natural con esa su melancolía y en uno de los naturales se le paró el toro -¿o lo paró él?- y se paró el toreo. Pero tras unos segundos eternos, el siguiente movimiento fue una continuación del anterior perfecta, pero de otra forma aplicada: el toreo no se había alterado, lo que cambió fue su función.
¿Alguien me sigue?

La condesa de Estraza

La condesa de Estraza dijo...

Una cuña:
Con el Lobby pulverizado y convertido en una reliquia que viene a servir para guasearnos, me iré descubriendo ante ustedes como aficionada.
Estoy de acuerdo con el Márques el de los Salmonetes cuando pone en duda esa bobada de que "el mejor aficionado es aquel al que más toros le caben en la cabeza". Y un jamón, todo lo contrario, el mejor aficionado a esto y a aquello y a lo de más allá, es el más selectivo.
Personalmente, me interesan únicamente los toreros que me enseñan lo que es el toreo y entre eso está Pepe Luis Vázquez por encima de tantos, siendo el primero que me lo reveló Curro Romero: plaza de toros de Madrid, toro Marismeño, de Benitez Cubero, día de mi cumpleaños, aquel toro y aquel torero hicieron que yo saliera del festejo completamente variada.
Me aburre el rollo de Corralejo, ¿se nota?

La condesa de Estraza

La condesa de Estraza dijo...

Antes de rematar definitivamente la entrada contestándole a Raúl Corralejo, en cuanto a lo puramente taurino de su intervención, me gustaría preguntarle a Isabel-19:
hermana, dice usted que en un blog, mentando el de la Gomar y yo no sé quien es la Gomar, alguien contesta a alguien, del tendido 7 al parecer, con una cita del Quijote y se me achaca a mí.
Qué cruz, sor Isa, no hay movida en la Internet o en plaza alguna que no se le impute a la que firma (huelga a El Cid por ejemplo, jiji)lo que me da la oportunidad de comunicar, pues los del Lobby usurpaban nicks, de que todo aquello que no lleve bien definido en azul encabezando mi intervención, no me pertenece.
Si debo reconocer ya que el fenecido Lobby lo divulgó a troche y moche por la red, que en otro tiempo, cuando yo no sabía ni lo que era un nick ni mucho menos la red, firmé con algún otro hasta que decidí hacerlo con mi título nobiliario: Condesa de Estraza, grande de España.
Ocurrió que el que había elegido definitivamente para circular por aquí me lo fulminaron en el blog torotoreroyafición, achicharrándolo, donde llegaron a publicar la sentencia de un juicio que tuve por denuncia de José Carlos Fernández-Villaverde, conde de Estradas, juicio que perdí. ¡Tela lo de divulgar una sentencia!, ¿quien pasó tan delicada información, por cierto, que únicamente nos pertenecía a las partes? Así, como se llegará a saber la identidad del que perpretó el delito cuando llegue el momento, serán informados muy robustianamente todos ustedes acerca del autor para que conozcan el percal, si acaso no lo conocen ya.

La condesa de Estraza

La condesa de Estraza dijo...

Con la promesa de que sería bueno, pobriño, no sabe que a nosotros nos van los malos, Raúl Corralejo entró aquí para, tras intentar pegarme un pecozón por ajusticiar y linchar a un torero, ¿?, el de la fotografía, Vicente Yesteras, demostrarnos que la que firma estaba equivocada en su opiníón. Que podría estarlo perfectamente e inconveniente ninguno se tiene en reconocerlo por estos territorios, acerca de que el torero retratado lleva un capote-coraza armado de varillas, mal cogido, y de que ese torero estaba mal colocado para realizar la suerte que pretendía.
Pero en su segunda intervención, Raúl Corralejo y como bien apunta uno de ustedes, da la sensación de que echa la pata atrás y sí, parece que admite que las varillas son un hecho, lo que pasa es que él lo fecha como práctica en un pasado remoto, en los tiempos pretéritos de la antigüedad.
¿Qué idea tiene Raúl Corralejo de la medida del tiempo? Si estamos hablando de un invento ultramoderno, algo que no lleva utilizándose más allá de veinte años, ¿quién recuerda un capote relleno con varillas ante de los años noventa del siglo XX?
Mal cogido, ya digo, y es fundamental saber coger correctamente la herramienta en cualquier oficio, y esta debería ser una de las primeras lecciones a impartir en las escuelas.
En cuanto a la mala colocación del torero y como nos estamos basando en una simple imagen, le vamos a conceder a Raúl Corralejo la razón cuando dice que el personaje va andando hacia el toro y, se entiende, aún no lo ha citado ni el embroque se ha producido, aliviado el animal pues el 'pica' le tiene levantado ya el palo.
Pero sigue el torero mal colocado así y todo, pues traxen ustedes las trayectoria natural de sus pasos hasta toparse con el toro ahora que ya está casi encima y verán como adonde llega es al cuarto trasero del bicho, cuando no al rabo.
No me gusta dogmatizar, es mi opinión simplemente que la doy en libertad y ruego que así se tome.

La condesa de Estraza

Noelia Jiménez dijo...

Y lo peor es que abundan tanto gestos como éste...

David Valderrama Gutiérrez dijo...

Condesa, paso por aquí como todos los días, para hacer "de malo" y poner un comentario que hice antes de que se le borrasen los otros:

¿Están todos tan seguros de que el de la Foto es Yesteras?

Sinceramente no lo se eh...

Daros una vuelta por la Web de las Ventas, y mirar la galeria de fotos de las cuadrillas del día 21 de Mayo de 2010 (La tarde de la cogida de Aparicio) y mirar la foto de "El Alcalareño". (Cuadrilla de El Cid)

http://asp.las-ventas.com/noticias/noticia_detalle.asp?codigo=3296&codigo_seccion=32

¿Cuanto menos cabe la duda, no?

Un fuerte Abrazo amiga!

La condesa de Estraza dijo...

A todos y urgente:
Gracias a David Valderrama por adelantarnos en un comentario, de los que fueron sacrificados sin puntilla, el que el torero de la foto puede ser Alcalareño.
Ya lo decía yo en el texto que por la cara me parecían dos, justo los que están en la palestra, y por tanto no me aventuraba. Habiéndose dado por hecho posteriormente en el debate, tras unanimidad de los intervinientes, que se trataba de
Yesteras.
Si acaso fuera Alcalareño, que lo comprobaré en la página de Las Ventas adonde nos manda David, siento muchísimo la publicación de esta entrada, enormemente, por inoportuna.
José Manuel Fernández, Alcalareño, perdía a su joven esposa aproximadamente al mismo tiempo, aunque servidora supo la fatal noticia tiempo después.
Que en Gloria esté Dolores Márquez, y para José Alcalareño nuestro abrazo cariñoso en momentos de dolor, deseándole que se recupere del golpe y mire al futuro con optimismo, porque es un hombre muy joven al que le queda mucha vida por delante.

La condesa de Estraza

David Valderrama Gutiérrez dijo...

Joder...Pobre hombre...use barillas o nó, cualquiera que haya perdido a su esposa se merece todo el respeto del mundo,
Un fuerte abrazo para el Alcalareño.

EL CABALLERO NEGRO dijo...

Sra. Condeesa antes de piar, y hacer el bocazas hay que informarse y no creerse que se es el mas listo del patio cosa que hace el Sr. Corralejo, que parece ser de la misma escuela de Testiticulos aretados y otros fantasmones que populan por la red.

El Sr. Corralejo asi como cree que mas que el no sabe nadie va y suelta sin tener puta idea que segun como cojas el capote pellizca
cuando lo lei me llamo la atención, pero como yo soy absolutamente teorico y nada practico, pues he teniido capotes en la mano en algunas ocasiones pero vamos no para afirmar si pellizcan o no, como estos pellizcos los usa el Sr. Corralejo para sustentar parte de su argementación pues el domingo despues de la tarde estuve con un torero con el capote en la mano y le conte lo que afirmaba el sr. Corralejo, la carcajada que solto fue atronadora, que no habia oido una tonteria semejante en su vida, me hizo coger el capote de mil formas distintas a ver si pellizcaba el hizo lo mismo y nada, acabo doiciendome que si las mujeres dieran pellizquitos como los capotes el erotismo perderia una parte de su contenido.

Ya ve señora condesa con estos legionarios que nos mandan vaya enemigo de mierda que tenemos.