jueves, 21 de mayo de 2009

Sobre don José Rufino

Aquí el que ha dado en el clavo esta mañana recién levantados ha sido Malaka cuando ha dicho en su blog, mas o menos pues no copio textual, que el caso de don José Rufino y su ganadería es algo muy típico de la plaza de de toros de Madrid.
Efectivamente, Madrid siempre ha contado con una serie de abonados recién llegados, queriendo sacar la cresta. Repásese el plantel de los Íntegros después de que nos presenten acreditación que aporte la experiencia individual de cada uno como espectadores de fasto en los tendidos madrileños, y me darán la razón.
Esta clase de público de toros que ha llegado tarde y se entiende que cada uno puede llegar a las cosas cuando le pete, siempre, al igual que ahora, ha querido destacar sobre el resto inmenso que echamos los dientes sentados en la cantería venteña, y para ello históricamente se han arrimado a la sabiduría más radical que se ha venido localizando en varios sectores de la plaza, actualmente en el tendido 7, o lo que quede de él.
Gente retrasada a la hora de incorporarse, que ante el deslumbre tardío y la intensidad emocional que acarrea una corrida de toros presenciada en la primera plaza del mundo, siente unos deseos irrefrenables de participar en ella como sea, perdiendo el oremus por crear opinión y figurar por los pasillos como parte intrínseca del espectáculo mucho más allá de lo que le da derecho el pasarse por taquilla y exigir calidad por el producto que pagan.
Todos ustedes saben del espécimen del que hablo, es un clásico, se da como setas por los alrededores de todas la plazas del mundo. Pero el irritante fenómeno contemporáneo que afecta a la calle de Alcalá y sus alrededores reside en que esos espectadores tan limitados en conocimientos hasta ahora no contaban con voz ni voto, pudiendo darse el caso que en otros tiempos un aguerrido serrano chanador con mando en plaza -saludos isidriles, Rosco- le metiera un capón al osado neófito con riesgo seguro de partirle la calva.
Don José Rufino es un anciano con pinta de profesor chiflado que en vez de apoltronarse y dar la paliza pasa sus días en sus investigaciones, sus libros y sus toros, sin hacerle mal a nadie. Pero un día de mayo del año pasado vino a lidiar a los arenales del Foro entrando por la puerta de atrás, y de la noche a la mañana don José Rufino quedó a su edad convertido en toda una rutilante estrella del toreo elevada a los altares por aquellos novatos crecidos que pretenden llevar la batuta por sol, llenos de tópicos y prejuicios, que son incapaces de reconocer y jalear un triunfo en aquellos profesionales que no son de su círculo, así como de reprobar o reconocer un fracaso en aquellos que sí lo son.
El lanzamiento de don José Rufino como sorprendente luminaria del apagado firmamento ganadero llegó desde la Asociación el Toro de Madrid durante el pasado invierno, donde y cuando el anciano invitado a una tertulia y muy en su papel de reinona sacudió un par de frases que dejaron a más de uno patidifuso, convidando el viejo posteriormente como corresponde a una merendola en su finca al grueso de aquella asociación que dejó consolidada un día, con el respeto de todos, José Tomás Albero. Hoy aquella magna obra es un nido de grillos medio abandonado a su suerte que pega unos bandazos que alucinan, con un vicipresidente al que servidora acusa de taurinamente corrupto sin que el sujeto se inmute, ni se observe tampoco ninguna reacción al respecto por parte del resto de nombres que componen la junta directiva de la entidad.
Pero la corrida de don José Rufino del año pasado que lo metió en el santoral, preciosa, muy requetebién presentada y muy variada de capa, no fue ni mucho menos la gran corrida de toros de Madrid. Ni la de este año, también muy bonita, también muy bien presentada y también muy variada de capa, ha sido tan mala como para acribillar a su ochentón criador y darle la feria al abuelo pues la corrida no se lidió en óptimas condiciones físicas.
Que estaba invalida, dicen, ¿no?, pues no.
Todos aquellos aficionados que procedemos del campo, mayormente de la dehesa rayana, a la conclusión de festejo sabíamos que los seis toros salieron enfermos los seis como dicen los doctores hoy -¿alguna mano negra?- pues no es normal en ganadería que seis ejemplares de una misma familia se desplomen al mismo tiempo con la misma y exacta falta absoluta de fuerza, ya que siempre habrá algún individuo con más potencia que otros por una simple regla de tres.
Y así andamos. Con la Monumental plaza de toros de Las Ventas que no hay quien la conozca a día de hoy, presa bajo la dictadura de una serie de recién llegados que van de elite, y atosigan encima, cuyo discurso no tiene base por maniqueo, permitiéndose además descalificar al resto del abono con sus estúpidas fobias, como si el resto del abono fuera panolisss.
Antes de concluir me gustaría advertir que servidora no tiene nada en contra de la Asociación el Toro de Madrid, ni me mueve dañina obsesión contra nadie ni contra nada de ningún tipo, todo lo contrario. Sin ser asociacionista una, estuve muy cerca de su ideología y cuando pude eché una mano, como se sabe, pues considero que una oposición fuerte al taurineo garbancero por parte del abonado unido y bien organizado es vital para una plaza como esta, que se tambalea y el día que haga así y se hunda veremos a ver quien es el guapo que la levanta.
Obviamente sí tengo gatos en la barriga adobados con cristales y otros objetos punzantes contra su vicepresidente, José Carlos Fernández-Villaverde y de Silva, conde de Estradas, y contra él iré hasta el final. Un pobre hombre en un callejón sin salida a día de hoy, que debería dimitir aunque sólo fuera por evitar el daño que yo le pueda estar haciendo a terceros, aficionados de base y gente libre de toda sospecha que forman parte honestamente de la entidad que vicepreside.
En cuanto al inefable Javier Salamanca, decirles que me suelo guasear de lo lindo de su rollo por simple y pancartero, amén de considerarle un fulano harto obediente de esos que a mí no me van nada, a la hora el menda éste de vetar el trabajo ajeno hecho desde el más puro riesgo y a favor de lo que una considera justo.

(foto, Asociación el Toro de Madrid)

11 comentarios:

malagueto1 dijo...

El Sr. Rosco ha sido muy poco inteligente permitiendo que Rufino estuviera a su lado. Quiso emplearlo para sus intereses particulares. Dicen que el Rosco no protestó. Si fue así, actuó como un cagado.
Los veterinarios de las Ventas, a qué juegan??. Si ud Sra Condesa sabía que los toros estaban enfermos,los profesionales en la materia, no sabían donde tenían la cara.
Ya estamos muy cansados de tanta basura como hay en los toros.Nadie quiere ponerle solución al problema.

La condesa de Estraza dijo...

Malagueto1: Por partes.
Yo no sabía que los toros de Pañajara estuvieran enfermos ni lo sé ahora, vamos, que no puedo asegurar que estuvieran enfermos ni incluso con los análisis firmados por los doctores en la mano, podría la ídem en el fuego.
Yo lo que sí es que al término de la corrida hablé con gente de mi cuerda (con mi señor padre el primero) y coincidimos en que seis toros, a la misma hora y con seis organismos diferentes, no se desploman por una simple regla de tres como digo en el texto. No se da en la naturaleza que seis individuos de la especie que sea, incluido el hombre, tengan idéntico comportamiento pues por lógica al menos uno de ellos debe tener más potencia que el resto, o si usted quiere encontrarse menos ¿enfermo? que el resto, y verá que lo de enfermo lo pongo entre interregociones.

Malagueto1, respecto a lo del Rosco acompañado por José Rufino, sentado el ganadero entre la plebe en el pulmón del 7 con una gorra de béisbol, yo creo que se trató de un golpe de demagogia absoluta por parte del anciano ganadero, que no tiene pinta de tonto precisamente.
Dicen que Rosco no protestó la corrida como acostumbra, lógica la cortesía, ¿como iba a protestarla si el propietario del ganado era el coleguilla que tenía al lado?
Pero sin embargo ayer sí saco un cacho de pancarta alucinante contra la de Juanpedrito, lógico también pues Juanpedrito no parece que sea muy coleguilla del Rosco, y el Rosco para sus protestas debe ser humano, aunque no lo parezca.
El problema es otro, querido amigo, y mucho más grave.

Y tú Faustino mucho ojo como te portas en la plaza y fuera de la plaza, que ahora eres toda una luminaria del toreo con más tirón que el Fandi y cualquier día te ponen un paparazzi y te sacan en el Tomate. Porque de lo que no hay duda, Malagueto1, es que estamos ante uno de los últimos grandes personajes que dió Las Ventas siempre, una reliquia, un hombre limpio además, que no se equivoque nadie, un tío de los pies a la cabeza con mucha ternura a pesar de sus hechuras de gety, por el que habría que elevar salmodias para que no nos lo malee el buitrerío que acecha.

Por último, permíteme darte la enhorabuena por vuestro blog de Malaka, es por vosotros por donde sigo la feria, gran trabajo, queridos amigos, un lujo de aficionados sabiendo de lo que hablan.

La condesa de Estraza

EL CABALLERO NEGRO dijo...

Crei y todavia no he perdido la esperanza de que Rosco sea el revulsivo que necesita el toro de Madrid, pero la mujer del Cesar no solo ha de ser honrada ha de parecerlo no parecerlo, Rosco puede elegir con quien se sienta faltaria mas, pero no puede cambiar su forma de actuar en cuestion de quien tenga al lado y menos ahora con el cargo que ocupa, que quisiera estar con el Sr. Rufino, nada que decir, que no protestara las ruinas que saltaran al ruedo, eso Sra Condesa siento disentir con Vd.no lo justifica la cortesia, si te roban no saludaras y daras las gracias a quien te ha robado, al contrario lo denunciaras por cortes de que seas.

Ademas que no olvidemos que entre la cortesia y hacer la pelota hay un paso, que Rosco dio antes de ayer.

No se como Rosco podra recuperar el prestigo que perdio antes de ayer, desde luego sacando pancartas contra Juan Pedro y callando ante las ruinas de Peñajara no.

O todos moros o todos cristianos.

malagueto1 dijo...

Yo nunca le había echado muchas cuentas al Sr. Rosco, pensaba que era una persona necesaria en las Ventas y punto.
Hace unos años,me lo descubrió mi amigo Pacopi y desde entonces sí lo he seguido.
Para mi amigo es un Maestro, es su ídolo y se le llena la boca hablando y escribiendo del Rosco.
Pienso que el día de los Peñajaras no acúó bien, pero un fallo lo tiene cualquiera.
El que sí llevaba mucha dinamita encima fue D. Rufino,él sospechaba algo de la enfermedad de sus toros y la prueba son las declaraciones después de la corrida.
Así que pensó callar bocas poniendose en el centro del meollo crítico.¡¡ Listo el vejete!!

Gracias Sra. Condesa por sus elogios. Sólo somos un grupito de ilusos aficionados que perdemos horas de descanso por querer salvar lo poco bueno que queda de esta maravillosa Fiesta.

Saludos

P.Pastor dijo...

Gracias por su felicitación. Para todo los componentes del blog es un honor el que usted siga la feria a través de él.

Un cordial saludo

Anónimo dijo...

Condesa,
este señor fue el que dijo
en una tertulia del Toro
que las corridas de toros en Andaluciía,
son una mojiganga

Estoy de acuerdo,
soy cordobés,
y con la colaboración de sus
toros también lo serán pronto
en Madrid.

Saludos,

RESSEI

Abonado intranquilo dijo...

Creo que subimos a los altares a muchas personas y nos equivocamos, Rosco evidentemente es un GRAN AFICIONADO, como otros muchos que no quieren protagonismo y con esto no quiero decir que Rosco personalmente lo quiera, seguramente mucho del protagonismo que tiene se lo dan otros, entre ellos el gran comunicador de toros (C+).
Dicho esto y yo me siento en mi abono intranquilo cada tarde, vamos a quitarnos la careta todos de una vez, los que vamos a la Plaza, lo que no van pero se permiten la licencia de opinar, lo que van y les da todo igual, pero tambien opinan, los de los blogs, los de las peñas taurinas, los de los actos, en fin TODOS.
Seamos al menos "cabales", aqui manda quien manda y el resto a tragar, y si no te quedas en casa, que ahorras tiempo y dinero, que ya ésta bien de predicar en el desierto, que cada uno vamos por nuestro lado y asi no sirve, que aqui cada cual va a lo suyo, fotos pagadas, visitas a ganaderias, tertulias, cenas, poner a parir a todo ser viviente sin argumentos, y los taurinos llevando estó a donde ellos quierez, ésta Feria 2009 con el cuarto y mitad de toro, pero llega Morante (OLE TORERO, PORQUE ES EL UNICO CAPAZ DE TOREAR DESDE EL SENTIMIENTO), y despues de 14 tardes todo es fenomenal y los TAURINOS DANDO PALMAS CON LAS OREJAS, y esto es así y los aficionados mientras tanto nos entretenemos en ponernos a parir unos a otros, pues si Rosco se sienta con el ganadero a ver una corrida de toros del propio ganadero, pues es un mal aficionado, igual que si lo hago yo, y repito es un BUEN AFICIONADO.
En fin no quiero cansar a nadie con ésta reflexión, PERO DE VERDAD VAMOS A SENTARNOS UNA TARDE EN NUESTRA LOCALIDAD Y VAMOS A DEJAR QUE EL FESTEJO SE DESARROLLE COMO QUIERA LA PLAZA Y ASI VEREMOS QUE PASA, y despues "LOS AFICIONADOS", nos juntamos a tomar unas "cañitas" y hablamos cara a cara sin nadie que nos mediatice, ni el ganadero "amigo", ni el torero "amigo", ni el subalterno "amigo", ni el apoderado "amigo, y tampoco el AFICIONADO "amigo".
Un saludo a todos/as y seguiremos viendo in-situ ésta Feria, "PARA QUE NADIE ME LA CUENTE".

Tambien muy mas sincera fecilitación a las personas que llevan adelante el blog de MALAKA.

La condesa de Estraza dijo...

Dios mío de mi vida, ¿que he hecho yo para merecer esta categoría de lectores?
Muchas grancias, aficionado intranquilo para empezar por el tiempo que le ha debido llevar su nutritivo parlamento, tan valiente, tan bien intencionado, de aficionado de ley que entiende que lo importante no somos nosotros como individuos, sino un patrimonio monumental que compartimos en común, ahora en peligro, y que si algunos no reaccionan y rectifican (taurinos de la taurinería al margen) acabará muriendo no tardando mucho.
Hablemos en plata, lo que la palabra no sana no lo sana nadie ni nada conocido o por conocer.
Gracias de nuevo, querido amigo en nombre propio y del resto de las visitas.

La condesa de Estraza

La condesa de Estraza dijo...

Perdón, quise decir 'Abonado intranquilo'.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

Está claro que algo raro ha pasado. Lo que no puedo entender es que critique ahora el origen jijón de este ganado.

Se machacan los séis toros y lo que importa es que no son de casta jijona cuando el ganadero dice que si lo son.

Si uno reniega de su sangre, se entiende. Hasta Pedro renegó tres veces y no pasó ni media.

Pero si dices de dónde vienes y eso no gusta, no se te perdona.

Esto es como el que despierta un estado cataléptico y los que están cerca de él le dicen que se vuelva a morir, que no es posible que esté vivo. Lo muerto, bien muerto está. Y si no echemos un vistazo a ver que pasa en el Código Civil cuando te dan por muerto.

Parece que el mas interesado en que sigas muerto debe ser quien usurpa tus anteriores posiciones.

Que no se preocupen, que la casta jijona seguirá muerta, hasta que los que ocupan su posición se derrumben igualmente.

La condesa de Estraza dijo...

Anónimo: Mire usted, estamos viviendo una maraña tal de intereses, aficionados íntegros incluídos con sus caprichitos y prevendas recibidas de aquellos astutos ganaderos que les abren las puertas de sus fincas en invierno, que esto no hay quien lo conozca y el fin pudiera estar más cerca de lo que pensamos.
Tiene usted razón seguramente, si le apetece vuelva por aquí de nuevo.

La condesa de Estraza