miércoles, 14 de enero de 2009

Para Noelia Jiménez con cariño

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Condesa, que sevillana mas bonita. Una de las que mas me gustan.
Venga Noleia a bailarla en Al Monte.
Besos
Salud
El Coronel

berrendita dijo...

Gran sevillana ésta, aunque yo prefiero a Antonio Cortés cantar por derecho, que lo hace, y muy bien y odio bastante (salvo escasísimas excepciones) las sevillanas con orquesta. Para gustos, los colores.

Sin embargo, sé que la Condesa ha acertado. Y estoy viendo la sonrisa de Noelia, grande, inmensa, como toda ella.

Os abrazo a las dos. :)

Noelia Jiménez dijo...

¡La madre que me parió! Que como soy un puñetero desastre y llevo desconectada de la blogosfera siglos y siglos, ¡me he perdido esta peaso dedicatoria!

Bueno, condesa, el tema me encanta... y me gusta aún más que usted me lo regale.

La voy a corresponder YA.

Besos y millones de gracias.

Noelia Jiménez dijo...

¡La madre que me parió! Que como soy un puñetero desastre y llevo desconectada de la blogosfera siglos y siglos, ¡me he perdido esta peaso dedicatoria!

Bueno, condesa, el tema me encanta... y me gusta aún más que usted me lo regale.

La voy a corresponder YA.

Besos y millones de gracias.

La condesa de Estraza dijo...

Tranquila, Noelia, que te estaba esperando sin prisas como la que espera a un viejo amor que sabe que vendrá.
Te escogí esta sevillana de Chiquetete, al que yo he éscuchado cantar muy bien y aunque no estoy de acuerdo con los arreglos orquestales como le pasa a la Berrendi, porque es muy bailable, por eso te la escogí. Porque esto es lo tuyo, bailar por ahí, tu territorio, donde tú das la talla, que me tienes que enseñar Sevilla y sus secretos ya mismito si no quieres que sucumba.
También la escogí por mí, porque me encanta, esta sevillana digan lo que digan y lo que digan a ti te la refanfinfla, es un paisaje madrileño netamente urbano de una época que aquellos que la vivimos a oscuras forever por los alrededores de la puerta de Toledo -le tengo miedo- no lo podremos olvidar nunca por mucho que no lo propongamos.
Me pasó, esto que canta Chiquetete me pasó a mí, Noeli. Cómo me pasaría tan de lleno que cuando oí la sevillana por primera vez pensé que estaba inspirada en nosotros dos -en él y en mí- que lo mismo estaba, sabe Dios, porque con estos gitanos nunda se sabe.

Te deseo lo mejor, mi querida y admirada amiga, a bailar, a bailar...

La condesa de Estraza