viernes, 6 de septiembre de 2019

Bla, bla, bla



Puntillazo certero a la feria de Mérida con tres carteles paranormales anunciados en la plaza de toros del cerro de san Albín, en Mérida, que fue una mina con toda la afición portuguesa de la raya volcada, y mucha gente procedente de Salamanca que también acudía. 
Y me enerva que la gallita afición emeritense y augusta, turbia, dañina, no ande cacareando a los cuatro vientos su insumisión y sus exigencias, a voces limpias, dando palos a todo hijo de vecino, con nombres y apellidos, los buenos y los malos, ¡moralistas!, en una muestra de cantosa mansedumbre, y tocino, más propia del cebado charolés.
Vergonzoso, señor alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, del Psoe, para formarle a usted una revuelta a la salida del Ayuntamiento que a punto estuvieran de llegar los GEOS con sus furgones en plan redada, y en el programa de toros de radio que usted mantiene en la emisora municipal, con el dinero del contribuyente, denunciándose mientras tanto los foraneos atropellos cometidos pongamos por ejemplo que en el remoto San Sebastián, plaza de toros Illumbe, en un ejercicio de demagogia y de poca vergüenza que me tiene como natural de Extremadura que soy, en donde pago impuestos, algo más que indignada.

Todo esto si acaso la afición de Mérida no se ha levantado en armas y yo no me he enterado.
Foto: meridadirecto.com

No hay comentarios: