jueves, 17 de mayo de 2018

Sólo tú



Anoche me puse para dormir una camiseta blanca, de algodón, que me regaló Alejandro Talavante.
Lleva en la pechera, con su letra, una inscripción que pone así:
"Estoy solo, no hay nadie en el espejo".

2 comentarios:

bragaomeano dijo...

La única mano izquierda que nos queda en condiciones en activo. Toreo puro y no fuegos fatuos.

La condesa de Estraza dijo...

Ahí, ahí, Bragao, los que saben, la sabia afición venteña a la cual representas cabalmente.
Buen finde, amigo.

La condesa de Estraza