jueves, 13 de abril de 2017

Seguimos con el toro



Aquí los que de verdad tienen trapío son los gastadores de la Legión que acaban de sacar en Málaga al Santísimo Cristo de la Buena Muerte, y lo primero de todo que se debe decir es que la banda ha estado inmensa con un turuta solista con más pulmones que Bastonito (toro de Ibán, no abonado del tendido 7).
Rematados los gastadores por detrás sin ponerle un pero, que atrás va desde la coronilla hasta el talón, o desde la penca del rabo hasta la pezuña, bien colocado el músculo en general, se les imagina por delante una tableta de mármol. 
De remos fuerte y en proporción, no conocen la curva de la felicidad y de bajo vientre andan "sobraos", planchas, ¿qué es la badana?, barbas bellísimos de pelo duro más en Murube que en Miura. 
Pero eso de los encastes ya va en gustos de cada cual y, por lo demás, cada ejemplar sacará luego lo que lleve dentro.
"Legionarios a luchar,
legionarios a morir"
Van y nos cantan tan toreramente.

4 comentarios:

el chulo dijo...

dios moi!

La condesa de Estraza dijo...

No metas a Dios en esto, Chulo, ¿alguna pega hacia los seis ejemplares de la fotografía, con la cruz a cuestas, encierro de plaza de primera, fofos fuera, a la hora de hablar del trapío de los toros en general?

La condesa de Estraza

La condesa de Estraza dijo...

Así es, PRIMO, y al Chulo ni toserle.
Efectivamente yo, que divagaba de toros, no hablaba de religión ni de política, hablaba de virilidad como usted ha captado perfectamente, y el símbolo de la virilidad, ahora que caigo, es el toro si acaso no lo ha dejado de ser a favor del oso panda.
Por lo demás, aquí gritos de Alzamiento, ninguno, no es este espacio -personal- el sitio más indicado para proclamas de ninguna clase.

La condesa de Estraza

Chulo: que no me has contestado, ¿aprobarías a los seis ejemplares de la foto para la feria de Dax?
Sí o no, bs.

bragaomeano dijo...

El legionario, como el torero de verdad, es una especie en extinción. Para trapio, ja,ja. El legionario de gafas con barriga que va detrás del Cristo, muy en consonancia con el toro moderno.