jueves, 3 de diciembre de 2015

Sobre Fandiño



Aumentan en Madrid los rumores telefónicos en el sentido de que Iván Fandiño podría matar una corrida de toros, mano a mano, televisada, en la próxima feria de Valdemorillo.
El que abriera en la Monumental de Madrid la temporada pasada por todo lo alto en tarde de reventón en los tendidos, ambiente de las grandes tardes que sólo conoce esta plaza, tras la reaparición venteña de José Tomás en 2008 no se había visto una tarde de tan ardiente clima con la afición volcada, un espectáculo añadido que bienvenido sea, olor sesentero, inolvidable festejo, ahora va ese mismo torero y se anunciaría en febrero en la feria de un gache de la sierra, apenas once meses después y de ser ciertos los rumores de las fiables fuentes informativas.
El caso, que no tiene precedentes en la historia del toreo, ni lo de Frasquito siquiera pues Frasquito era un desconocido y hablando de Fandiño estamos hablando de un torero de ferias, es digno de estudio. Y si se diera con la clave de tan llamativo fenómeno podría servirnos para entender los parámetros actuales de la enmarañada ecuación con que intenta sobrevivir la podrida industria del mundo del toro.

Alarmo: los dos festejos que vienen sonando
 en estos últimos días del año 2015 para la temporada próxima, el de Valencia con el Juli y López Simón y el que aquí tratamos de Valdemorillo, los dos son mano a mano. Como en este blog se viene batallando, fuera manos a mano y encerronas varias, o volvemos a la terna, clásica, o estamos permitiendo
 la adulteración mayor que la Fiesta haya visto, desde que se ordenó, en beneficio
 de unos cuantos sujetos que dieran la impresión de que están recogiendo las migajas aprovechando que el fin se acerca.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Condesa:

Esto de los manos a manos, creo que tiene que ver mas en el ahorro económico que en la rivalidad de toreros. Es como los manos a manos de ganaderías para limpiar corrales de éstas.
Otra cosa que me gustaría sacar al ruedo es la ausencia de festivales en Las Ventas. ¿Cuál fue el último festival que vimos?. ¿El del Prestige, con el ruedo como un patatal?. O seguramente fue el del Paula.
Hablando de Festivales, en diciembre Frascuelo y el Pana en la plaza cubierta (buaffffff) de Navalcarnero. Ahí estaremos paladeando los últimos posos de solera que quedan por los ruedos.

Frascuelista

bragaomeano dijo...

Los festivales dan asco con el impresentable afeitado que se les da a los novillos. Vale que toreen novillos gachos o Bizcos. Pero el afeitado no me gusta ni para rejones.

Anónimo dijo...

Bragaomeano:

Al menos los festivales lo dice claramente en el cartel. En el 90% de los carteles de hoy se afeita y en el 99% se usan las putas fundas. En cuanto a festivales, al menos han servido para ver toreros mayores por la juventud.
De todas formas, prefiero ver toros en punta, eso está claro. Pero en tiempos de julismo, ver a Frascuelo aunque sean en una tienta me parece mas apetecible que ver un juli o a un lopezsimon.

Saludos

Frascuelista

La condesa de Estraza dijo...

Señores, saludos, Frascuelista y Bragaomeano agradecida siempre y no hace falta recordar que estáis en vuestra casa, pero me enseñaron de niña que una chica no se debe meter nunca por medio cuando discuten dos hombres.
No sé si será una educación erronea o acertada, pero a mí hasta el momento practicándola me ha ido de cine.

La condesa de Estraza