domingo, 5 de abril de 2009

En su recuerdo

Hoy 5 de abril día de San Vicente Ferrer, predicador y visionario, hubiera cumplido setenta y seis años de edad el que fue el mejor cronista de toros de la historia del toreo.
En recuerdo de aquel hombre a cuya vera tanto aprendí y del que me siento tan orgullosa por haber vivido las aventuras más alucinantes que imaginarse pueda, sirva el pequeño homenaje de esta entrada en este blog para conmemorar su vida y obra.
No te olvido, Alfonso Navalón.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Sra Condesa:

no sé excatamente cómo llegué a él, pero desde el primer escrito me encantó.

Un tipo incómodo, como debe ser

sus artículos, increibles y su Viaje un auténtico catecismo

no supe de él en vida, pero según la teoría unamuniana, él no ha muerto muentras se relea su obra

Un saludo

Andrés de Cáceres

La condesa de Estraza dijo...

Así es, Andrés.

La condesa de Estraza

Anónimo dijo...

.

Anónimo dijo...

Navalón y punto.
(condesa, magistral el acuse de recibo)

El Coronel dijo...

Sra. Condesa, por motivos profesionales (corren malos tiempos) he tenido que dejar abandonado el lio este de los blog y además no he querido entrar al lio de JT. Ya sabe como pienso, mas en la linea del Caballero Negro que en las demás, pero ha tocado Ud a Navalon y aunque sea con poco tiempo (salgo en horas hacia Malaga. Preparate Malagueto) no quiero dejar pasar la oportunida de recordarle, aunque siempre esta presente, hasta el punto de que cuando me veo bajo de moral taurina, releo sus articulos y me da un subidon, que me comeria a Taurodelta.
Ya sabe que tuve el honor de conocerlo y trabajar, poco, a su lado en aquel diario de Madrid que duro un suspiro, pero fue inolvidable y una leccion magistral de aficionado y de profesional.
Salud
Salud

sirisoro dijo...

Que pena que una fiesta tan autentica y tan de verdad se este envenenando con dinero e intereses, su rmbo la lleva a su autodestrucción. Espero y deseo que en su renacer aparezcas tu también. Navalon Siempre.
Sirisoro de Salamanca

Anónimo dijo...

Gracias por recordarlo,

Condesa Carmen que no caiga en el olvido
el mejor.

Y saca su nombre.

Gracias por En su Recuerdo.

Un beso de una
NAVALONERA

berrendita dijo...

Grande, grande. Querido, grandísimo Alfonso. Un beso emocionado, allá donde estés.

p.d. Hemos sido unas privilegiadas, ¿verdad, Condesa?