miércoles, 25 de febrero de 2009

Próximamente hablaremos de Günter

En la foto, con su gorra a lo Patato Valdés, el gran Günter Schwaiger, hasta dentro de muy poco desconocido por completo en el planeta sin vida del Toreo. A todos aquellos que quieran saber algo sobre él antes de que empecemos a hablar, se les recomienda la siguiente dirección:
http://www.memoriahistorica.org/modules.php?name=News&file=article&sid=511

5 comentarios:

El Coronel dijo...

Sra. Condesa, cuando menos sorprendido y muy interesado. ¡Que gran comentario el de la hija.
Yo presencié el encuentro entre un tio mio y el verdugo de su hermano en Boadilla del Monte. Imposible de describir. Me tuve que ausentar.
La edad lo cura casi todo o como decia mi abuelo: " El que a los veinte es piromano, a los cuarenta es bombero."
besos
Salud

Anónimo dijo...

Que tipo tan interesante,
Condesa me imagino que tendrá algo que ver con los toros
y que nos lo contarás.

conoce usted una gente
de la leche,
gente rara depende como se mire pero taurinamente
muy intesante.

RESSEI

Anónimo dijo...

Sra Condesa:

has oído las declaraciones de mOrante? dice que es una vegüenza que lke den la medalla de bellas artes a francisco rivera...

pues es cierto

me parece que, de todas formas, que este año Morante no pisa el coso de Málaga!!

a ver si todos empiezana hablar claro en este mundo que tan mal huele

que sigan su ejemplo, o el de JT o el de Navalón...Al pan, pan...y al vino, vino!!

a sus pies

Andrés de Cáceres

ludo dijo...

me emocione mucho el relato del señor schwaiger sobre la elaboracion de la peli.
que sentimientos bien expuestos y analizados.
una leccion.
mi coronel , su abuelo, un sabio.no ?
andres, un saludo camarada. el de la puebla no sabe morderse los labios. sabe tocar y aguantar. sin mentiras.
ojala que con los toros no se equivocara esta temporada de adversos. como acaba de hacerlo al abrir boca.
condesa, mis amistades.

ludo

El Coronel dijo...

Sra. Condesa, con permiso.
Ludo, mi abuelo era un tipo peculiar, que hablaba poco pero cuando abria la boca, era siempre una sentencia.
De acuerdo con Andres en que ya va siendo hora de que cada uno llame a los cosas por su nombre y se dejen de tanto corporativismo.
El exconde que devuelva la medalla y quedará redimido.
Salud